Bienvenido
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 13 usuarios en línea: 4 Registrados, 0 Ocultos y 9 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Astrid, Jirall, Narrador Rises, Ranpo Edogawa

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 65 el Dom Oct 01, 2017 3:57 am.
Últimos temas
Últimos temas
Top Sites

Shiki Topsite!
¡Regalanos tu clic por favor!
Estaciones

País del

Agua

Verano
País del

Rayo

Invierno
País del

Fuego

Otoño
País del

Viento

Verano
Región de

Iseki

Primavera
Oto

Invierno

Administración
Emiya Ichiro
Peticiones y moderaciones de combate
MP | Perfil
Seijuro Akagami
Misiones y moderaciones de combate
MP | Perfil
Adlet
Moderaaciones de técnicas
MP | Perfil
Astrid
Narraciones y diseño HTML/CSS
MP | Perfil
Tamae
Registros
MP | Perfil
Jirall

MP | Perfil
Censo
Konoha [12]
Suna [15]
Kiri [13]
Kumo [10]
Oto [13]
Renegados [0]
Akatsuki [2]
Civiles [1]
.
.
.
.
.
.
.
.
NPC´S












Créditos
Este foro de rol está basado en el mundo del manga y anime del mangaka Masashi Kishimoto, es decir, Naruto y Naruto Shippuden. La trama y ambientación del foro, si bien se basan en el mundo del mencionado autor, fueron pensadas por Emiya Ichiro y Seijuro Akagami.
Las guías y jutsus del foro fueron elaborados por el staff del foro pasado y actual basándose en la Wiki de Naruto.
Las imágenes y gráficos del foro fueron editados por Dragón, que usó las imágenes que se encuentran en las diversas páginas web como Deviantart y Zerochan.
El skin y las tablillas fueron elaborados por Astrid que ha recurrido al Foro de Asistencia y a los tutoriales de Source Code, The Captain Know Best, Glintz y Serenditipy.



Afiliados hermanos 2/4
Afiliados élite





Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Mision B] Un hilo que se estira, se corta

Mensaje por Nanashi el Vie Feb 03, 2017 9:11 pm

MISIÓN B:
Un hilo que se estira, se corta.
La situación es crítica. La decisión que tomes dependerá de tu capacidad moral porque ninguna es la correcta. El descontento entre los habitantes de la aldea aumenta cada vez más. El imperio oculto entre las nubes está al borde de perder todo. Ahora, cierto grupo de civiles pertenecientes a un partido político contrario al gobierno se ha alzado en las calles de la aldea. Han empezado a arremeter con violencia contra cada ninja que se han encontrado en el camino y estos últimos, se han resistido de actuar por las consecuencias que eso traería. Sin embargo, el líder de la aldea te ha encomendado la misión de restablecer la paz en las calles de la nación, así tengas que exterminar a gente inocente. Te ha prometido una gran recompensa a cambio de que lo hagas. Dinero, poder... estatus. Pero por otro lado, alguien más te ha contactado, un simple aldeano. No tiene dinero, poder y su dinero solamente alcanza para la comida diaria, pero te ha ofrecido lo poco que tiene a cambio de que pelees junto a quienes se alzan en la protesta ¿Que reclaman? Una mejor situación, paz... Y un nuevo líder. Si les matas a todos, el podrías evitar una guerra civil, un golpe de estado. Si peleas con ellos, se te tomará como un traidor. ¡Tu decides!
Requisito: 100 Lineas.
Recompensa: Si tomas el primer camino 4500 Ryos. Si tomas el segundo camino 3300 Ryos. La primer opción te daría +30 de experiencia extra. La segunda +15.

Un violento viento zarandeaba la hakama del joven que caminaba por las estrechas e inconcurridas calles de la aldea mostrando orgulloso todos aquellos tatuajes que adornaban su cuerpo. Avanzaba con firmeza a pesar de las adversidades, pues se le hacía difícil abrirse paso entre las densas cortinas de polvo y arena que arrastraba el huracán que, desde hacía unas horas, arremetía ferozmente sobre Kumogakure. Nanashi intentaba por todos los medios no desviarse del camino hacia su destino protegiéndose la vista con sus propios brazos, evitando así los problemas que podían llegar a ocasionarle los diminutos fragmentos de roca que volaban de un lado para otro por la acción del viento. Necesitaba llegar al edificio que se destacaba sobre todos los demás. Estaba decidido, tenía que llegar al edificio donde residía el shinobi más poderoso de la aldea: el Raikage.

Tras varios largos minutos peleando contra las condiciones meteorológicas, el rubio consiguió llegar frente a las imponentes puertas que custodiaban la entrada al famoso recinto. Itsuka y Rodhes, dos shinobis de grandes proporciones físicas eran los encargados de vigilar el acceso de entrada/salida. Armados con dos afiladas lanzas y equipados con la mejor tecnología que Kumogakure disponía, así como: walkies, chalecos protectores reforzados y demás artefactos que escapaban del entendimiento de cualquiera— Bienvenido shinobi —pronunció uno de ellos colocándose correctamente la bufanda con la que se protegía de la tormenta de arena. Las punzantes armas de los guardias que impedían el paso de Nanashi se posicionaron de forma vertical, permitiéndole de este modo avanzar hacia el interior del imponente edificio que se alzaba frente a sus ojos— ¿Ese no era Nanashi Yatogami?preguntó Rodhes a su compañero mientras miraba de reojo como el joven se adentraba en el recinto— Sí, ¿por qué lo preguntas? —respondió Itsuka mientras volvía a colocar su lanza en forma de " x " junto con la de Rodhes bloqueando el acceso de nuevoNo me trae buenas sensaciones... añadió en un tono serio, algo preocupado fijando su mirada al frente, náufrago en un mar de dudas acerca de la fiabilidad de Nanashi.

En el interior del edificio, el rubio se desplazaba de un lado a otro con paso firme y con la espalda bien erguida, demostrando una actitud soberbia similar a la que tendría un rey sobre sus subordinados. Miraba a los operarios y demás personal del lugar por encima del hombro, con desprecio, menospreciando el trabajo que desempeñaban día a día. Para él todos ellos eran insignificantes, la escoria del triangulo jerárquico donde el Raikage se situaba en el punto más alto. Como era de esperar, algunos de éstos se molestaron con él y procedieron a avasallarlo con un sinfín de preguntas como: ¿Qué haces aquí?, ¿Te has perdido?, entre otras preguntas que comenzaron a incomodar al joven¡Nanashi!se escuchó al final del pasilloNecesito un pequeño favorañadió asomando su cabeza por el marco de la puerta dejando a la vista sus enormes gafas. Era Ibuki Amino, escoria ejecutiva, encargado de actualizar y asignar misiones de todo tipo; desde simples recados sin importancia hasta complejas incursiones en territorio hostil. Nanashi suspiró tan desganado como aliviado, al menos no tendría que lidiar con aquellos tipos durante un ratoEspero que sea algo importante, cuatro ojos —contestó el joven completamente serio, mofándose de aquellos prismáticos -por llamarlos de alguna manera- que ensanchaban irregularmente sus ojos a causa de la forma ovalada de los cristales. Ibuki asintió esbozando una ligera sonrisa, como si se esperara las palabras que le había dedicado el rubio— Tu siempre tan simpático... Bien, acómpañame por favor —comentó ayudándose de varios gestos manuales e invitando al rubio a seguirlo hasta su despacho en el que, una vez allí, comenzaría con la explicaciónLa situación es crítica. Como sabrás, un grupo de ciudadanos pertenecientes al grupo político "Unidos" ha iniciado el primer paso de lo que, a posteriori, puede convertirse en un golpe de estado. Al parecer no están conformes con el sistema actual y pretenden atentar contra todo aquel que luche bajo el nombre de Kumogakure, tomándose la libertad de agredir a nuestros shinobis y/o avasallarlos con comentarios inapropiados ensuciando su imagen... —Explicó el hombre preocupado, ayudándose -una vez más, para variar- de una infinidad de gesticulaciones con las que intentaba hacer ver al joven la compleja situación en la que se encontraban. La indiferencia que Nanashi mostraba al escuchar sus palabras se originaba en la comisura de sus labios, concretamente en en el lado izquierdo que, a medida que Ibuki explicaba, se tensaban ligeramente para dar paso a una pequeña sonrisa tan burlona como sarcástica
Es suficiente —Interrumpió, deteniendo el discurso del operario que lo miraba desconcertadoMe aburres, ¿qué quieres que haga? —añadió en el mismo tono desganado, chulesco, con la intención de librarse del discurso que se le venía encimaDe acuerdo, Seré breve. Silencia las voces protestantes. Haz que desaparezcan sin dejar rastro. ¡En Kumogakure no hay sitio para ellos! —Pronunció en un tono frío, malévolo, golpeando con fuerza la mesa de su despacho haciendo añicos un pequeño cubo de plástico vacio que usaba para guardar los bolígrafos. Vaya, vaya, al parecer la escoria administrativa también tenía su lado oscuro... jodidos fanáticos. 

El joven suspiró al oír aquella interpretación tan barata y sobre actuada de super-villano e, incrédulo, asintió una vez finalizó su discurso envuelto en una densa niebla de confusión. No podía creerse la misión que le habían encomendado, pues era algo ilógico atentar contra su pueblo puesto que no podrían defenderse. ¿¡Pero que cojones!? Eran simples civiles, gente inocente quemada por un sistema injusto para los que residen en la parte inferior de la pirámide jerárquica. Moralmente no podía aceptar una misión así, pues sus principios como shinobi se lo impedían. No obstante, siendo egoístas, la misión vendría acompañada de grandes cantidades económicas que de ningún modo comprarían la redención de sus actos, por lo que debía pensarse muy bien que camino tomaría. Por otro lado, en caso de rechazarla, Nanashi sería considerado un traidor y viviría el resto de sus días siendo perseguido por los "perros" de caza de Kumogakure -u escuadrones ANBU llamados de otro modo- hasta el fin de sus días. Creedme que no me equivoco al afirmar que, sin duda alguna, el rubio se encontraba ante la decisión más difícil de su vida. Vivir de rodillas o morir de pie, ¿qué decisión era la correcta? Pronto lo descubriríamos
Yo me encargo —.

Centenares de protestantes pertenecientes a "Unidos" se aglomeraron en la plaza central de la capital enfuriados e inconformes con un sistema político en el que sus vidas no significaban nada más que meros números, cifras monetarias con los que a posteriori determinarían la economía del país gracias al esfuerzo de todos ellos. Desde hacía más de una década éstos habían sido los más perjudicados en cuanto a las decisiones tomadas por el partido político actual, pues sin un líder -o Raikage, como era el caso- eran libres de hacer y deshacer en un país que poco a poco se hundía en el fango. Poco a poco la impotencia de todos ellos daría paso a la unión de un reducido grupo de personas que, años más tarde y tras luchar contra todo tipo de adversidades, formarían un nuevo partido político llamado "Unidos" que con el tiempo se haría un hueco en futuras elecciones para presidir la región. Desde entonces Unidos se había mantenido en las sombras siempre por detrás -en cantidad de votos- del partido que despuntaba sobre los demás, partido señalado como el único culpable de la situación actual de Kumogakure, "Corp Organization".

_______________________________________________________

¡Qué coj...! —Exclamó uno de los shinobis enviados por Ibuki Amino al ver como las tropas de contención estaban siendo derrotadas por una sombra que se movía veloz cual rayo de tejado en tejado atacando incansable con temibles ráfagas eléctricas. Seiya Kurosaki, el líder del pelotón, intentaba vislumbrar desde su posición la identidad de la amenaza mientras pedía refuerzos por un pequeño dispositivo de comunicación introducido en el interior del bolsillo de su chaleco tácticoAquí Seiya Kurosaki. Solicitamos refuerzos en la plaza central, tenemos un indiv... —Sus palabras fueron interrumpidas al conseguir identificar a la amenaza...Nanashi —Murmuró lleno de rabia aún con el botón del dispositivo presionado, informando así al hombre que se comunicaba con él a escasos kilómetros de su posiciónMuy bien. Tu lo has querido... —Pronunció Ibuki desde el otro lado de la conexión... ¡olvidaros de la escoria política y traedme a ese cabronazo! —Añadió enfadado al mismo tiempo que estampaba el walkie contra la pared haciéndolo añicos. Los protestantes que iban a ser emboscados por sus tropas consiguieron escapar gracias a las distracciones que Nanashi había creado sin embargo, ahora el rubio se encontraba rodeado de un ejército de ANBUs. Con suma tranquilidad, el jounnin levantó su brazo a modo de rendición, pues era inútil intentar escaparse de todos aquellos perros de caza. Aceptaría su castigo de la misma forma con la que había decidido ayudar a los civiles. Honor y orgullo era aquello que expresaba su rostro cuando le pusieron los grilletes. Así pues, Nanashi fue arrestado y llevado frente Ibuki Amino quien le dedicaría unas palabras antes de encerrarlo en la celda número 606 a la espera de su juicioFin del juego, traidor —.


LEYENDA:
Nanashi 
NPC » Ibuki Amino
NPC » Rhodes
NPC » Itsuka
NPC » Seiya

avatar
Jönin
Kumogakure

Raiton


Mensajes :
66

Fecha de inscripción :
16/12/2016

Ver perfil de usuario http://narutorises.foro-gratuito.es/t803-nanashi-yatogami-id

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.