Bienvenido
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 12 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 11 Invitados

Emiya Ichiro

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 65 el Dom Oct 01, 2017 3:57 am.
Últimos temas
Últimos temas
» Redemptio City - (Afiliación Élite)
Vie Ene 12, 2018 6:45 pm por Invitado

» Blue Caos - Rol CyberPunk (cambio de botón)
Vie Ene 12, 2018 5:56 pm por Invitado

» Afiliacion Elite. ERN 3. El rol de Naruto
Vie Ene 12, 2018 1:29 am por Invitado

» La Mafia
Miér Ene 10, 2018 3:31 am por Invitado

» The Rebirth of Thypra [TRoT] (Afiliación Élite)
Mar Ene 09, 2018 5:03 pm por Invitado

» Tōei — 投影 [Projection]
Mar Ene 09, 2018 8:24 am por Shinku

» Nine Beasts — Cambio de Botón
Vie Ene 05, 2018 12:23 am por Invitado

» Registro de Regalos {Christmas Holidays}
Jue Ene 04, 2018 6:50 pm por Master Rises

» ¡Christmas Holidays! {Evento Navideño}
Jue Ene 04, 2018 6:43 pm por Master Rises

Top Sites

Shiki Topsite!
¡Regalanos tu clic por favor!
Estaciones

País del

Agua

Verano
País del

Rayo

Invierno
País del

Fuego

Otoño
País del

Viento

Verano
Región de

Iseki

Primavera
Oto

Invierno

Administración
Emiya Ichiro
Peticiones y moderaciones de combate
MP | Perfil
Seijuro Akagami
Misiones y moderaciones de combate
MP | Perfil
Adlet
Moderaaciones de técnicas
MP | Perfil
Astrid
Narraciones y diseño HTML/CSS
MP | Perfil
Tamae
Registros
MP | Perfil
Jirall

MP | Perfil
Censo
Konoha [0]
Suna [0]
Kiri [0]
Kumo [0]
Oto [0]
Renegados [0]
Akatsuki [0]
Civiles [0]
.
.
.
.
.
.
.
.
NPC´S












Créditos
Este foro de rol está basado en el mundo del manga y anime del mangaka Masashi Kishimoto, es decir, Naruto y Naruto Shippuden. La trama y ambientación del foro, si bien se basan en el mundo del mencionado autor, fueron pensadas por Emiya Ichiro y Seijuro Akagami.
Las guías y jutsus del foro fueron elaborados por el staff del foro pasado y actual basándose en la Wiki de Naruto.
Las imágenes y gráficos del foro fueron editados por Dragón, que usó las imágenes que se encuentran en las diversas páginas web como Deviantart y Zerochan.
El skin y las tablillas fueron elaborados por Astrid que ha recurrido al Foro de Asistencia y a los tutoriales de Source Code, The Captain Know Best, Glintz y Serenditipy.



Afiliados hermanos 2/4
Afiliados élite





Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Felicidad en un oscuro mundo {Pasado ~ Priv. Emiya}

Mensaje por Touka el Dom Oct 08, 2017 5:37 am


Priv. Emiya | Pasado muy reciente, pocos meses atrás | 12 del mediodía


En cuatro años habían sucedido muchas cosas. En primer lugar, había echado raíces en una aldea ajena a ella hasta donde sabía. Iseki había quedado en el pasado y muy difícilmente volvería a esa región. Para la joven todo había sido un renacimiento. Si bien muchas cosas la habían dejado ella había terminado de cortar los lazos. Ningún remordimiento la embargaba por haber dejado el pobre lugar en el que había vivido durante unos largos 16 años. Durante siete años había recorrido una gran parte del continente y había aprendido y conocido muchas cosas interesantes. Sunagakure le había dado amigos y también la posibilidad de formar una familia. Aunque por supuesto que esta era una familia bastante peculiar. Era una familia ninja después de todo.

Los niños ya tenían tres años. Tres largos años habían transcurrido desde que los niños habían nacido en el País de los Demonios. En ese entonces, la madre no había aceptado abandonar la misión que le había sido encargada. Deseaba descubrir lo que sucedía en el País de los Demonios y a la vez ayudar a la gente. Incluso ayudó a que esas personas se organizaran y entrenó a unos cuantas personas de allí. No era que Touka fuera una maestra ni se destacase como una de las mejores en el mundo ninja, pero al menos podía ayudar a esa gente con lo básico.  Y digamos que no habían estado de más sus conocimientos médicos. Se los había transmitido a quien pudo y también había enseñado algún que otro ninjutsu médico a quien lo necesitase. Así que no había podido simplemente abandonar el País de los Demonios en cuanto se había enterado que esperaba a unos niños. Era peligroso sí, pero tampoco era que en el mundo existiera un lugar realmente seguro. Así que la joven Uchiha había decidido seguir adelante sin hacer nada a un lado. Después de todo ella creía que podría manejarlo. No había sido fácil para nada pero se las había arreglado.

Con el tiempo se terminó de instalar en Sunagakure en casa de aquel pariente lejano que había provocado una gran conmoción en la forma en que se organizaban las aldeas ninjas. Era su nuevo hogar, en donde se había instalado con quien era su esposo y sus dos mellizos. ¿Quién hubiera dicho hace siete años atrás que estaría viviendo en Sunagakure con una nueva familia? Cualquiera podría llevarse una gran sorpresa y hasta la misma Touka no lo podía creer. Hasta se sentía distinta, no sentía que era la misma niña que había abandonado Iseki. Había crecido y en la actualidad era una madre además de una kunoichi. Hasta se encontraba más alegre y a veces sonreía tontamente. Cualquiera podría llegarse a preguntar si era realmente Touka.

La casa era bastante amplia y contaba con un jardín, tanto que podían estar a sus anchas y los niños tenían donde jugar y entretenerse. Touka se sorprendía de todo lo que hacían y se había emocionado cuando los pequeños habían dicho sus primeras palabras o habían dado sus primeros pasos. Si no hubiera sido por ellos le hubiera costado tener que asentarse. Si bien había viajado un poco desde que ellos habían nacido, tuvo que pasar la gran mayoría de su tiempo en Sunagakure o bien en el País del Viento. No le había desagradado y hasta lo había disfrutado.

Ese día en particular, era el cumpleaños de los niños. Cumplían tres años. Tantas emociones vividas también resultaban extrañas ya que eran positivas. Entre tanta sangre y crueldad, se encontraba festejando la vida, la renovación. Eso era lo que pasaba principalmente en la mente de la joven Uchiha. Estaba tan tranquila en su casa, alistando a sus dos niños como si más nada importara. ¡Y esos dos niños sí que eran inquietos! No podían dejar de moverse y cualquier cosa que agarraban la utilizaban para algo. Principalmente adoraban hacer garabatos. También hablaban mucho aunque les costaba articular frases. Pero para Touka, como cualquier otra madre, eso lo más perfecto que podría haber. Ambos niños vestían ropas acorde a la ocasión y se encontraban impecables. La niñera había ayudado a Touka a tenerlos listos. Y la pelimorada también se había vestido de manera acorde, lucía un kimono sencillo pero bonito y llevaba su cabello recogido con unas horquillas en un elegante rodete.

—Es increíble todo lo que han crecido y el tiempo que ha pasado desde entonces. —
Comentaría mientras observaba sonriente a sus niños. Estos últimos se encontraban corriendo en el jardín y la joven pelimorada se encontraba sentada en un columpio.

avatar
Jönin
Sunagakure

Katon


Mensajes :
750

Fecha de inscripción :
31/01/2016

Ver perfil de usuario http://narutorises.foro-gratuito.es/t784-touka-id

Volver arriba Ir abajo

Re: Felicidad en un oscuro mundo {Pasado ~ Priv. Emiya}

Mensaje por Emiya Ichiro el Dom Oct 08, 2017 11:18 am


The Birghtest Day
El día más brillante.


Construida sobre una meseta de tierra, allá en el extremo oeste de la aldea, ya vieja más no por ello menos imponente, la estructura de madera se sentaba bajo la sombra de un roble milenario. De tamaño exuberante y fuerza vital casi mítica, incluso tras incontables veranos pasados desde su siembra, en medio del inclemente clima árido florecía con el chakra hecho legado, de un frondoso verde entre la arena. Construidas las bases en madera, gruesos pilares de roble se alzaban sobre un piso labrado entre paredes de papel; con más de 200 metros cuadrados de extensión, la mansión era rodeada por una pared de concreto de dos y medio metros de altura, que encerraba en su interior un jardín de los más raros y hermosos especímenes del desierto, colección amada de sus antiguos propietarios. Convirtiendo la propiedad en un oasis, bordeando la casa desde el Este en el jardín descansaba un pequeño lago artificial, curvándose en una forma peculiar, con no más de diez metros se elevaba sobre el mismo un puentecillo, cercado con barrotes a través de los cuales apenas si las extremidades de un adulto podían pasar. Allí se encontraba Ichiro, adoptando la misma posición que durante generaciones los hombres que habían habitado la casa tomaron por costumbre sin darse realmente cuenta. Con sus brazos y piernas pasando a través de la verja, colgaban sus pies sobre el agua jugando desnudos en la superficie del líquido. Vestía holgadamente con un kimono como acostumbraba en casa, ligeramente más formal sin embargo, los vestidos de color oscuro describían sobre su cuerpo diseños del mar oriental que recordaban el origen de su nacimiento.

Tres años habían pasado ya, por enteros e imposibles de anular, y aquella era una ocasión para conmemorar —celebrar— tal hecho. Para Emiya en especial que fue criado con el propósito de no existir, de ser ‘nadie’, se había terminado por convertir en un ‘alguien’ muy completo, uno que le satisfacía a puntos que nunca pudo imaginar. Lejos de su nación, había encontrado en Suna un hogar. Enemistado con su progenie, llegó a forjar lazos más allá de la sangre entre sus iguales. Ahora, con su padre y madre muertos, una familia era lo que se le había brindado. Amor incluso, del que siempre pareció ser esquivo.
       Su 'nombre' ya no era desconocido para nadie, en cambio, ahora él podía pronunciarlo tantas veces como deseara. Había decidido no hacerlo pese a ello, como el tesoro en el que se había convertido, solo podía ser develado en secreto. Optaba por nombrarla en cambio con lo que suele preceder al descubrimiento, aquello que envuelto en el misterio da forma al mito, un apodo —Tesoro — llamó, siendo así de grande por ella su amor, más aún en aquella ocasión, cuando celebraban el aniversario de la que consideraba su más hermosa creación — Los invitados están aquí — pues en aquél día celebraban el cumpleaños de los mellizos.


Como era de esperarse, para la reunión se encontraban invitados tan solo unos cuantos conocidos de la pareja. Notablemente conservadores en ese aspecto, habían decidido mantener el evento como algo pequeño, más bien una oportunidad para reunirse con amigos y familiares, evitando a aquellos más apartados la molestia de acercarse a través de cuervos mensajeros. En aquella ocasión, varios miembros de Canibus harían acto de presencia; a travesando las puertas de la finca camino a los jardines, Lilith y su hermano menor, ambos vestidos para la ocasión, cargaban consigo lo que fácilmente Emiya asumió eran regalos para los niños. Tras de ellos, Abel, Adam & Shitsu, estos dos últimos pareja desde incluso antes que naciesen los gemelos, traían consigo dos niños propios en diferentes edades: Mitsuba con cuatro años era la primera, sobre los hombros de su padre parecía haberse aferrado a su cabeza todo el camino, hasta dejar sus cabellos alborotados como se mostraban. Soujiro el segundo, descansaba pacíficamente en los brazos de su madre. Ambos eran sobrinos de Emiya, y por tanto Touka, siendo en un principio Shitsu prima del Senju.
       Por último llegarían un par más de miembros de la escuadra Zero, difícilmente perceptible su presencia, para un total de 11 invitados eran a quienes Emiya encomendaba usualmente la protección del hogar, y en ocasiones incluso los niños cuando ambos padres se ausentaba, y solo la niñera quedaba. Pronto se hicieron las cinco de la tarde, y con el sol pronto a descender dio inicio al festejo.



• . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • .


Narrador Onmisciente Habla EmiyaHabla 'El'
Touka <3:


Award 2017 "El Misterio":



avatar
Jönin
Sunagakure

Doton


Mensajes :
813

Fecha de inscripción :
01/02/2016

Edad :
20

Localización :
Growing deep in the sand.

Ver perfil de usuario http://narutorises.foro-gratuito.es/t1961-id-segador-negro-emiya

Volver arriba Ir abajo

Re: Felicidad en un oscuro mundo {Pasado ~ Priv. Emiya}

Mensaje por Touka el Jue Oct 12, 2017 5:36 am

Podría quedarse allí por la eternidad, en un tiempo congelado sin que más nada le importase. Era tentador, ¿verdad? Jamás olvidaría esos instantes de alegría en los que creía que ya nada más importaba y que todo ya estaba hecho. ¿Era realmente así? Por ese entonces, Touka no se hacía esa pregunta pues carecía de importancia para ella. Sólo importaba celebrar que sus pequeños ya había cumplido tres años y tenían mucha más vida por delante. Una voz la sacó se su “ensoñación” sólo para entrar en otro bello sueño. ¿Alguna vez alguien la había llamado “Tesoro”? La primera vez que había sido llamada por ese nombre le había resultado extraño pero al instante se había dado cuenta que no podía ser de otra forma. Y desde entonces, el hielo de su corazón, se había derretido. Por unos instantes desvió la vista de sus alegres pequeños para ver al portador de esa voz, es decir al padre de los niños. ¿Los invitados? Procesaría las palabras del pelinegro. Sí, cierto, unas pocas personas se harían presentes para celebrar en ese día tan especial.

—De acuerdo, corazón. —Le respondería asumiendo que dichos invitados se estaban dirigiendo al jardín. —¡Ismene! ¡Colt! —llamaría la atención de sus pequeños mientras se incorporaba y se acercaba a sus pequeños. Ambos se encontraban radiantes a ojos de la pelimorada, y sí lo estaban pues vestían sus mejores atuendos. Algo que no le agradaba a Touka era que vistiesen iguales tal como se solía hacer con los mellizos así que la ropa que llevaban sus niños eran completamente distintas, al menos en el color. Ismene, cuyo largo y oscuro cabello se encontraba recogido en unas trabajadas trenzas, se vestía un kimono color salmón claro con flores rosadas y hojas verdes con unas sandalias fucsia. Mientras que Colt vestía un tanto más masculino, llevaba también una vestimenta tradicional pero de color azul con celeste, y su cabellera corta se encontraba completamente desprolija en ese instante pero porque eso era normal en el juego de niños.

Touka se acercaría a ambos niños y pondría cada mano de ella sobre los hombros de sus pequeños. —Vienen nuestros amigos a felicitarlos. —Les diría sonriente esta joven mujer a sus pequeños. Los niños gritarían de alegría pues se darían cuenta que sus compañeros de juegos, es decir, otros niños vendrían a jugar con ellos. La oriunda de Iseki no podía dejar de sentirse orgullosa por tenerlos. —Vayan a jugar. —Los animaría a los pequeños mientras que los invitados ingresaban al jardín en ese instante. Los dos mellizos irían entusiastas a jugar con el par de primos que eran apenas un poco mayor que ellos.

La señora de la casa saludaría a los recién llegados. Todavía le resultaba muy extraño estar viviendo todo aquello. Por momentos sentía que era algo que no le correspondía pero al mismo tiempo sentía que era lo mejor que tenía en su vida. Tanto Emiya como Canibus habían cambiado completamente su vida y lo mejor era que todo había sido para bien. Algunos de los recién llegados se acomodarían en los diversos asientos que estaban colocados en el jardín mientras que los niños todavía seguían con aquellas intensas ganas de jugar. Al caer las 6 de la tarde ya prendieron las luces que iluminaban el jardín y también las luces decorativas y de colores que habían sido instaladas para ese día tan especial. Guirnaldas y globos también transmitían la alegría que se vivía que en esa residencia. Se escuchaba también una suave música y las mesas ya habían sido instaladas, en ellas había algunos bocadillos y otras bebidas.  

La de ojos azules no podía dejar de pensar en que sus pequeños se cansarían con el pasar del tiempo. Pero… parecía que los pequeños tenían energía para rato. Seguramente a la noche dormirían como “troncos” o eso creía la joven madre. Ella buscaría la mano de Emiya con la idea de enlazar sus dedos en los de él. —Gracias por todo esto, —le susurraría al oído. Era algo que la joven le decía casi cada día que pasaba. Después de todo, lo sentía así. Y no se refería sólo a ese pequeño y bello momento sino a esta nueva vida que quizá no se mantendría así por siempre. —Creo que ya es hora de darles nuestro regalo. —Le comentaría a Emiya haciendo referencia a unos triciclos. Touka hacía tiempo había averiguado en dónde conseguirlos y desde que se había hecho con ellos los mantenido guardados hasta ese día especial.

avatar
Jönin
Sunagakure

Katon


Mensajes :
750

Fecha de inscripción :
31/01/2016

Ver perfil de usuario http://narutorises.foro-gratuito.es/t784-touka-id

Volver arriba Ir abajo

Re: Felicidad en un oscuro mundo {Pasado ~ Priv. Emiya}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.