Bienvenido
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 16 usuarios en línea: 3 Registrados, 0 Ocultos y 13 Invitados

Hayase Nobuchika, Jirall, Yuuta

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 65 el Dom Oct 01, 2017 3:57 am.
Últimos temas
Últimos temas
» Petición de Hoja Shinobi [Zona de Compras/Actualización]
Hoy a las 10:57 am por Akira

» Ayuda humanitaria (Touka) -Pasado-
Hoy a las 6:57 am por Zero

» Peticiones de Narración
Hoy a las 6:53 am por Rita Rosenzweig

» Peticiones de Experiencia
Hoy a las 4:47 am por Yuuto

» Por cada granito de arena os darán una moneda... {Leer}
Hoy a las 4:27 am por Sting Lee

» The Nigthmare Zombies
Hoy a las 3:32 am por Narrador Rises

» Re-apertura | NR 3.0 [CENSO]
Hoy a las 12:06 am por Astrid

» Bajo la estrella de la niebla
Ayer a las 10:51 am por Akira

» El iluminado impuro
Ayer a las 6:56 am por Xian Sei Long

Top Sites

Shiki Topsite!
¡Regalanos tu clic por favor!
Estaciones

País del

Agua

Verano
País del

Rayo

Invierno
País del

Fuego

Otoño
País del

Viento

Verano
Región de

Iseki

Primavera
Oto

Invierno

Administración
Emiya Ichiro
Peticiones y moderaciones de combate
MP | Perfil
Seijuro Akagami
Misiones y moderaciones de combate
MP | Perfil
Adlet
Moderaaciones de técnicas
MP | Perfil
Astrid
Narraciones y diseño HTML/CSS
MP | Perfil
Tamae
Registros
MP | Perfil
Jirall

MP | Perfil
Censo
Konoha [12]
Suna [15]
Kiri [13]
Kumo [10]
Oto [13]
Renegados [0]
Akatsuki [2]
Civiles [1]
.
.
.
.
.
.
.
.
NPC´S












Créditos
Este foro de rol está basado en el mundo del manga y anime del mangaka Masashi Kishimoto, es decir, Naruto y Naruto Shippuden. La trama y ambientación del foro, si bien se basan en el mundo del mencionado autor, fueron pensadas por Emiya Ichiro y Seijuro Akagami.
Las guías y jutsus del foro fueron elaborados por el staff del foro pasado y actual basándose en la Wiki de Naruto.
Las imágenes y gráficos del foro fueron editados por Dragón, que usó las imágenes que se encuentran en las diversas páginas web como Deviantart y Zerochan.
El skin y las tablillas fueron elaborados por Astrid que ha recurrido al Foro de Asistencia y a los tutoriales de Source Code, The Captain Know Best, Glintz y Serenditipy.



Afiliados hermanos 2/4
Afiliados élite 57/57





Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Loneliness | Priv. Jirall | Pasado

Mensaje por Shinobu Jyuugo el Dom Nov 12, 2017 9:47 pm

Ganarse enemigos no siempre ha sido lo mejor, de hecho, para la pequeña de cabellos brillantes era el pan de cada día, simplemente por el mero hecho de existir; la mujer que la cuidó cuando era un renacuajo jamás le demostró el amor que necesitaba, los niños con los que convivió ahora no eran más que parte de sus recuerdos y aún así, se vio obligada a seguir caminando sin detenerse, lastimando a otros de ser necesario para conseguir sus objetivos, los cuales eran muy poco claros según ella, a veces había tardes en las que se la pasaba sentada en su cama pensando en que haría después, quería amigos, eso era un hecho, pero su personalidad no la dejaba, ella misma insistía inconscientemente en alejarse de todo para no causar daños innecesarios. Pero fuera lo que fuera que pensase, siempre llegaba a la misma conclusión, al fin y al cabo, le gustaba cuando perdía el control, pero odiaba el escenario que veía después de eso.

Aquella tarde salió de su habitación y se arregló con un poco de dinero para comprar comida; con una sonrisa en la cara, intentando camuflarse entre todos allí. Llevaba su bandana bien sujeta a la frente y aunque su fleco tapaba un poco de ella el logo del sonido se veía perfectamente bien. Vestía su típico vestido blanco con el short por debajo y sus sandalias shinobi, del mismo color, quien la viera diría que parecería un ángel si no la conociera.
Shinobu no solía salir mucho de su habitación a no ser que se pasara el día entrenando o en su motivo meditando en los bosques acompañada de animales, pero en general a la cuidad solo iba a comprar comida, evitando cualquier contacto visual y físico con cualquier otra persona e incluso a veces pensando muy fuerte para no irritarse por ningún motivo.

Entro en una de sus tiendas favoritas a pesar de saber que por allí pasaban sus antiguos compañeros de la academia frecuentemente sin embargo, por ello mismo se fijó que no estuvieran dentro de momento "Entro, compro algo rápido y salgo para ir a casa", se dijo después de ver que no hubiera moros en la costa. Y así hizo, entró y tomó un poco de dulces, sopas instantáneas y verduras para cocinarlas en casa, gastando el dinero que había separado para aquella semana ya que le gustaba ser ordenada en ese aspecto, pues estaba perfectamente al corriente de la situación económica de Otogakure aún teniendo solo trece años.

La campanilla de la puerta sonó justo cuando estaba pagando aquellos artículos, y unas voces conocidas se hicieron presente entre risas y carcajadas que cesaron en cuanto uno de ellos dijo — He mira... el pequeño monstruito... hacía mucho que no lo veíamos... — se escuchó, y los brazos y piernas de la rubia se paralizaron por completo, como si el miedo hubiera entrado por sus venas, pero no era eso, definitivamente no era eso.
Te hemos dicho que no vengas aquí, ¡gusano! —le dijo el mayor de ellos, el que siempre molestaba, pero ella solo terminó de pagar sus cosas y las metió a las bolsas blancas — ¡¿Me estas ignorando?! — comenzó a gritar, pero Shinobu simplemente no reaccionó y comenzó a caminar en dirección a la salida. Se escuchó como varios de ellos tronaron sus lenguas con fastidio, sin embargo, la chica por obvias razones no quería pelear y menos allí, por la seguridad de los civiles, sin embargo, sabía que no la iban a dejar en paz, aquello ya había pasado con anterioridad.
Salió de la tienda y en cuanto estuvo afuera saltó al tejado de la misma, trepando por la pared, no quería que aquello pasara a mayores.

"¿Por qué tiene que pasar esto siempre?... maldición" pensó para ella misma en voz alta mientras que corría con la bolsa en la mano sobre los tejados, saltando lo más lejos que daban sus piernas, pero era clara su desventaja, cuatro contra una no eran muy buena idea. Los pequeños matones se dispersaron para acorralarla una vez que la encontraron, sin embargo, en ese momento ella realizó un clon, que tomó la dirección opuesta de ella aunque ellos tampoco eran tan tontos, dos fueron los que persiguieron al clon y otros dos siguieron a la verdadera, acorralandola en un callejón alejado de las calles centrales de la aldea.

No nos hagas perder el tiempo niña, por ignorarnos ahora te has ganado una buena paliza — dijo aquel tipo grotesco de no más edad que ella, Shinobu apretó sus dientes y soltó la bolsa de alimentos mientras que aquellos dos se acercaban lentamente, acorralandola contra la pared — Y esta vez... no dejaremos que hagas lo mismo como con los miembros de tu clase — dijo él mientras que el otro solo ponía una sonrisa maliciosa en el rostro y extendía su sombra hasta llegar a la de ella "¡uno del clan Nara!" en ese momento quedó completamente inmovilizada, pero su rabia comenzó a crecer en ese momento — ¿Qué les he hecho?, ¡no tengo nada contra ustedes! — gritó, estaba pasando exactamente como aquella vez.
Eres diferente... tu clan no es algo normal... ¡son unos monstruos! — y dicho esto, el gordo aquel le soltó un puñetazo a la cara mientras que el otro soltaba la sombra y ella caía de culo al piso, el tipo aquel se echó sobre ella entonces y comenzó a golpearla fuertemente. Sin embargo, el chico Nara compuso una cara de miedo; estaba asustado — Oye... Rinmaru... ¿no crees que es suficiente? — preguntó y el otro simplemente se giró hacía el aún en el piso para mirarlo — Si evitas esto, el siguiente serás tu... — dijo él, pero antes de que pudiera pasar otra cosa, Shinobu se lanzó a su cuello en aquel momento de distracción, sus orejas y colmillos habían crecido más de lo normal y su piel comenzó a cambiar de tono levemente.

Los dientes de la gennin se clavaron en su garganta y... de un mordisco esta fue destrozada, dejando caer toda la sangre encima de su vestido y salpicando las ropas de aquel otro niño.

Sin embargo, hacía unos minutos, un aldeano que pasaba frente al callejón vio aquella escena y por puro pavor corrió a una de las calles principales para avisar de un monstruo que nunca antes había visto al primer shinobi que se encontrara.

avatar
Genin
Otogakure

Fuuton


Mensajes :
18

Fecha de inscripción :
11/11/2017

Edad :
18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Loneliness | Priv. Jirall | Pasado

Mensaje por Jirall el Dom Nov 12, 2017 10:54 pm

Apenas había pasado una semana desde que volvió a la aldea después de tantos años. La aldea estaba muy cambiada. Cuando él vivía ahí siendo un infante el lugar era bastante agradable. Hace un tiempo que se enteró que hubo una época de decadencia ya que fueron gobernados por otras naciones, lo cuales les dejó en un estado bastante deplorable. Ya en la actualidad han ido mejorando poco a poco, pero aún les falta mucho progreso para recomponerse de las malas vivencias.

Todo tiempo de cambio debe ser completo. Por eso es que había un nuevo Kage en la aldea. Ya había sido presentado oficialmente. No tuvo mucha aceptación por parte de la ciudadanía. “El mago asesino” era el que estaba a la cabeza de la aldea ahora. No inspiraba mucha confianza. Sin embargo, el hecho de que haya sido nombrado por la querida Darkness dejaba un poco más tranquilo a todos. Las personas decidieron darle una oportunidad, aunque se andarían con cuidado. Conocían muy bien las historias que corrían por el mundo acerca de esa persona. Cuando caminaba por las calles, todos se apartaban mientras murmuraban cosas. Jirall no decía ni hacía nada extraño. Simplemente movía los pies mientras mostraba una leve sonrisa. Lo extraño es que nunca usaba la túnica o el sombrero que le identificaban como Otokage. No se había acostumbrado aún a implementar aquellas prendas a su vestimenta habitual.

Ahí estaba, sentado en su oficina. Pero no en la silla, detrás del clásico escritorio. En aquel sitio normal estaba su asistente, Irelia, quien era merecedora de mucho respeto por la aldea al ser la alumna de la anterior Otokage. Jirall estaba en el piso con las piernas cruzadas mientras construía un castillo de cartas. Un pasatiempo bastante singular, aunque no tan raro si se toma en cuenta que se trataba de aquella persona. — Te interesará conocer a esta niña. — El peli rojo levantó la cabeza para ponerle atención. ¿Por qué una niña debería interesarle a él? Hasta la fecha, solo una menor había llamado su atención. — Es de tu linaje. Mira esto. — Le entregó un documento en donde estaba especificado cada uno de los delitos cometidos por aquella niña. Jirall se puso a leerlos con calma, tenía todo el día. — Me recuerda a alguien. — Comentaba irónicamente el mago. — Mátala. Sé que a alguien como tú no le importará que tenga tu misma sangre. Es un peligro para la aldea. Tú te salvaste al irte de la aldea siendo un niño, ella no correrá la misma suerte. No queremos otro loco asesino por ahí. — Se notaba que era igual que su maestra. Fría y con soluciones bastante novedosas. — Me haré cargo de ella. — Desapareció.

¿De verdad iba a matarla? No era algo que no se atreviera a hacer. Sin embargo, varias ideas volaban en el interior de su cabeza. ¿Sería conveniente matar a una chiquilla tan interesante y con tanto potencial? Ya estaría por verse.

La buscaba. Su recorrido por la aldea era tranquilo. El clima era agradable para una breve caminata. Todos se hacían a un lado al verlo pasar. El miedo no se borraba de la mente humana en tan poco tiempo. Sin embargo, a Jirall no le importaba en lo más mínimo. Lo que sí le llamó la atención fue un aldeano que estaba corriendo y gritando. — Con que un monstruo. — Mencionó en voz alta y fue hacia aquel callejón. ¿Por qué habló fuerte? Pues así todos lo escucharían y nadie se atrevería a acercarse. Le dejarían a él aquel asunto. Era lo más adecuado. No deseaba que nadie más metiera sus narices en donde no le importa.

Lo que vio al llegar le fascinó. Aquella escena era tan excitante… Debía mantener la compostura. No podía dejarse llevar en un momento como ese, aunque no sabía cuánto tiempo podría mantener la cabeza centrada en ello. Un niño estaba de pie, muerto de miedo, mirando aquel horrible acto. El otro debía estar muerto. Pero quien no se apartaba de los ojos de Jirall era aquella niña con una transformación incompleta. Eso podía considerarse como “bueno” ya que le sería bastante sencillo de controlar.

¿Cómo entraría en escena? Simple. Le dio un leve pero fino golpe en el cuello al niño miedoso para dejarlo inconsciente en el piso. De seguro su aparición no distraería a la pequeña que parecía estar disfrutando su comida. Con un veloz movimiento se colocó de cuclillas detrás de la pequeña Jyuugo. Hizo notar su instinto asesino que le pondría los pelos de punta a cualquiera con el gran miedo que les provocaría. Trataba de intimidar y hacer entrar en razón a Shinobu. Sujetaba firme una de sus características cartas y la posicionó en el cuello de la rubia. — Detente, o yo te devoraré a ti. — Aquellas palabras las dijo directamente en el oído ajeno debido a la cercanía. Primero que todo, iba a detenerla y calmarla. Ya no salvaría la vida de aquel muchacho, estaba hecho pedazos. ¿Iba a matarla después de esa amenaza? Los magos son demasiado impredecibles. Cualquier truco podían sacarse desde debajo de la manga.

¿Cómo continuaría tan impactante obra?

• . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • .

Ver como una fruta madura es... excitante (Ficha) //  Te invito a conocer mi magia (Hoja Ninja)

"Si te digo lo que no puedo decir, es igual a decirte lo que no puedo decir, quiero decir, no diré lo que no puedo decir. No puedo. Eso es todo lo que puedo decir"

Voy por ti:

avatar
Jönin
Otogakure

Fuuton


Mensajes :
480

Fecha de inscripción :
30/01/2016

Localización :
Donde tú más piensas es donde no estaré ~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Loneliness | Priv. Jirall | Pasado

Mensaje por Shinobu Jyuugo el Dom Nov 12, 2017 11:45 pm

Aquel niño se quedó allí quitó, con la mirada perdida y a punto de perder la consciencia debido al trauma y el pavor causado de la escena, la sangre brotaba como una cascada, y el cuerpo tembloroso de aquel gennin no hacía más que agitarse debido a los temblores constantes en su cuerpo.
Del más grande de los dos ya no quedaba mucho, el cuerpo de la Jyuugo estaba manchado completamente con la sangre ajena y la cabeza de aquel gordo ya había sido arrancada de su posición, cosa que solo la incitaba más a terminar con todo el cuerpo aquel, entre bocado y bocado, sorbo y sorbo se escuchaba una pequeña risita al silencio del lugar y en ocasiones pequeñas carcajadas de diversión, sus ojos rojos con la pupila rallada simplemente eran lo que más destacaban de aquella escena, además de sus colmillos y orejas. Aquella transformación incompleta era lo que más la caracterizaba.

Entre respiro y respiro subía la cabeza, saboreando como si fuera una delicia y bebiendo de aquel jugoso néctar a pleno día; estuvo tan distraída entonces en su tarea que hacía a la perfección, que no se percató del shinobi que bajó de alguno de los lados y sacó de combate a aquel niño que aún se encontraba en la lista de espera, Shinobu se encontraba como si fuera un animal salvaje, a cuatro patas devorando aquello cuando un escalofrío inmenso recorrió su espina dorsal, paraliznadola y haciendo que obedeciera al escuchar aquella voz que le ordenaba detenerse. Shinobu saltó entonces hacia un lado y se giró rápidamente para ver a quien le había dicho aquello, una de las cosas que más odeaba era que la interrumpieran cuando estaba concentrada haciendo algo, y claramente aquel invitado sorpresa no le gustó, con aquella ropa de ese modo, la mitad de la cara llena de sangre y las piernas cubiertas de rojo parecía un ser de otro mundo, sus orejas sobresalían del flequillo de las orillas de su cabeza, sus ojos tenían la pupila rasgada y su piel había cambiado de color a uno más quemado.

> > Un pequeño monstruo < <

Gruñó al ver a aquel hombre, en la locura del momento y entre el enojo y la excitación por el olor a sangre del cambiante levantó la voz — ¿Quien eres? — preguntó, incluso sus cuerdas vocales se habían distorsionado ya que al hablar no sonaba para nada como una niña, si no como una bestia femenina.
Volvió a gruñir y, sin considerar controlarse completamente, se lanzó hacia aquel hombre haciendo caso omiso de su instinto, simplemente no podía controlarse y, una vez pasada aquella primera matanza, necesitaba más. En su subconsciente estaba el hecho de que su cara le sonaba de algún lado, pues sus recuerdos no habían sido borrado por su estado enloquecido, sin embargo, si no salía de allí pronto, aquello no terminaría para ella. Visualizaba el panorama en el que cortaba la garganta del hombre frente a ella de un mordisco y bebía la sangre de un hombre adulto sin problemas, en su mente se veía demasiado perfecto y ello solo la emocionaba más todavía, haciendo que soltara una carcajada e intentara asestar el primer golpe contra aquel hombre creando un clon y haciendo que entre las dos cambiaran de lugares dos veces de un salto lo más rápido que podían para luego intentar dar un puñetazo simultaneo por los laterales.

avatar
Genin
Otogakure

Fuuton


Mensajes :
18

Fecha de inscripción :
11/11/2017

Edad :
18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Loneliness | Priv. Jirall | Pasado

Mensaje por Jirall el Lun Nov 13, 2017 12:45 am

Parece que su intimidación había funcionado. Lo pudo notar en la reacción ajena. No pudo evitar soltar una leve risa al ver la transformación tan patética que tenía la pequeña. A pesar de que él no podía controlarse al transformarse por completo, sabía que su poder era mucho mayor al de esa infanta. — Podría decirse que soy alguien a quien jamás podrás asesinar. — Era bastante directo con sus palabras. Planeaba dejarle en claro su superioridad desde el primer instante.

Le causaba bastante gracia el escuchar los gruñidos que soltaba la pequeña. Era una verdadera bestia. Se le notaba claramente en los ojos que ya había elegido quién sería su siguiente víctima. Efectivamente, el nuevo objetivo era Jirall. Normalmente él siempre era el cazador. Era extraño que alguien más lo fijara como objetivo, ya que nadie se atrevía a tratar de capturarlo y cobrar su recompensa. Un mago asesino conocido a nivel mundial era el que estaba de pie ahí. No era cualquier niño al que matar. Parece que Shinobu no podía tomar ese dato en cuenta. Sin embargo, no la culpaba. Es casi imposible mantener la compostura al dejarse llevar y transformarse. Ni siquiera Jirall llegaba a tal nivel aún. Eso sí, era cuestión de tiempo para que alcanzara tal habilidad.

Un clon y se lanzó al ataque desde ambos lados. El mago negó lentamente con la cabeza mientras soltaba un leve suspiro que reflejaba lo resignado que estaba. Esperaba algo más bestial y directo. Aquel ataque era propio de una niña, aunque según la información que leyó, ella ya era una Kunoichi. Parece que habrá que hacer una pequeña reforma en el estilo con el cual se le enseña a los niños de Otogakure. — No deberías subestimarme de esa manera. — Él era mucho más rápido y fuerte que ella. Sujetó ambos brazos que iban en golpe hacia él, ahora tenía a ambas a su merced. Debía averiguar cuál era el clon. Lanzaría ambos cuerpos hacia la pared para que con el golpe desapareciera el clon. Antes de que la verdadera asesina reaccionaria, Jirall ya había realizado su movimiento para tomarla del cuello. Le apretaba, aunque se contenía. La mantenía en el aire, cargándola solamente con la mano que estaba en el cuello.

Una leve sonrisa apareció en su rostro. Su instinto de querer matar se reflejaba en todo el callejón, llegaba hasta afuera incluso. Nadie se atrevía a acercarse al callejón. Ver toda esa sangre en el cuerpo ajeno le provocaba querer matarla y sentir más ese exquisito olor. — Tú puedes ser el monstruo asesino del Sonido… — Aplicó más fuerte en la acción de estrangular. — Yo soy el monstruo asesino del mundo. — Estaba en un nivel jerárquico demasiado superior.

La soltó para dejarla caer. Sin embargo, él se mantuvo de pie frente a ella.

• . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • .

Ver como una fruta madura es... excitante (Ficha) //  Te invito a conocer mi magia (Hoja Ninja)

"Si te digo lo que no puedo decir, es igual a decirte lo que no puedo decir, quiero decir, no diré lo que no puedo decir. No puedo. Eso es todo lo que puedo decir"

Voy por ti:

avatar
Jönin
Otogakure

Fuuton


Mensajes :
480

Fecha de inscripción :
30/01/2016

Localización :
Donde tú más piensas es donde no estaré ~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Loneliness | Priv. Jirall | Pasado

Mensaje por Shinobu Jyuugo el Lun Nov 13, 2017 9:09 am

No importó que aquel ataque no hubiera funcionado ya que de todas maneras no iba a funcionar algo tan ñoño contra aquel hombre, de eso se había dado cuenta al percibir esa aura sobre él que incluso la hacía querer saber hasta donde podía llegar en su estado total de locura; en cuanto fue lanzada hacia la pared lo sintió, aquello no era normal, a pesar de que no le dio tiempo de reaccionar, la pequeña bestia aún estaba feliz, tenía una sonrisa en el rostro mezclada con un poco de ira que venía de su subconsciente que llenaría cada rincón de aquel lugar con un poco de ella.
Hizo caso omiso a sus palabras, no le importaba como la llamaran, no le importaba lo que sintieran al verla, no le importaba lo que pensara el "monstruo asesino de todo el mundo".
Mientras el hombre aquel comenzaba a decir aquellas palabras, ella ya había sucumbido, dejándose llevar por completo mientras que veía directamente a los ojos de aquel hombre al momento de ser levantada por el cuello.

Su piel comenzó a cambiar de color nuevamente, esta vez con manchas más exuberantes y grotescas, la escleriotida de sus ojos rojos se volvió totalmente negra, sus cabellos parecieron volverse ásperos y puntiagudos aunque sin deformarse realmente, soltó una enorme carcajada mientras que un poco de baba salía por su boca, ya había comenzado una transformación que raramente ocurría, ni siquiera con esos malditos niños había pasado antes y sin embargo, aquella sensación de llenarse de fuerza y poder no era nada nueva. Al caer al piso, el comienzo de la transformación ya estaba completa en su primera fase, y, en cuanto sus pies tocaron el piso no esperó, su rapidez y fuerza brutal habían aumentado por mucho. Lanzó un golpe directo a aquel hombre con toda la fuerza y rapidez de la que disponía en ese momento, toda su fuerza bruta estaba concentrada allí con la certeza de que la fuerza de ese golpe sería lo suficientemente fuerte como para abrir un gran hoyo en el piso y agrietado el resto. Aquel era un estilo meramente destructor, ágil, pero pesado en cierto sentido, lo más básico que había aprendido y perfeccionado en todos sus entrenamiento y que, aún estando en aquel estado era capaz de recrear y llevar a cabo a la perfección.

Sin embargo, allí no terminó todo, después de intentar lanzar ese golpe dio un salto hacia enfrente para quedar justo detrás de él e intentar el mismo golpe devastador por segunda vez, aún con esa sonrisa de oreja a oreja y un grito que desfiguraba por completo su cara.

De todas las otras veces en las que era interrumpida por los mentores de la academia, esta era la primera vez que se mostraba tan salvaje ante alguien, y aquello no era todo, no conocía todo lo que su cuerpo podía dar, no conocía el nivel de locura que podía llegar a alcanzar y como era obvio, como shinobi, le faltaba mucho camino por recorrer y qué aprender, dejaba demasiados puntos abiertos, cosa que, si fuera una pelea en campo real, sin importar cuantas transformaciones de su cuerpo hiciera, ya estaría muerta. Sin embargo, había algo bueno y era que, a pesar de su inconsciencia y del daño devastador que podía causar en su estado, aún su instinto de protección estaba activado, sobre ella y solo ella, el instinto que le decía que debía protegerse, por que aquel hombre no era común.


Off:

Cómo no es una pelea oficial ni mucho menos xD no supe si poner la habilidad sin embargo, creo que sería mejor para el buen orientamiento de la intensidad del golpe y el estilo de la chica.
Habilidad usada:
Gōken {Puño Fuerte} Esto no es una técnica, sino un estilo de lucha, y tiene como propósito el causar daño externo y hacer que los huesos del oponente se rompan. Es exactamente lo contrario al Puño Suave (柔拳, Jūken), que es utilizado por el Clan Hyūga. Este estilo de lucha consiste en aplastar al oponente y es utilizado generalmente sólo por shinobis muy poderosos físicamente y dominantes. Esta técnica requiere ser entrenada previamente, antes de intentar aprender cualquier otra técnica de las siguientes. Se trata de una técnica pasiva que actua durante todo el combate.

avatar
Genin
Otogakure

Fuuton


Mensajes :
18

Fecha de inscripción :
11/11/2017

Edad :
18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Loneliness | Priv. Jirall | Pasado

Mensaje por Jirall el Lun Nov 13, 2017 8:51 pm

Le era fascinante poder ver el nuevo cambio que estaba sufriendo la pequeña Jyuugo. Le ocasionaba nostalgia apreciar aquello. Ahora ya era una verdadera mini bestia que llamaba por completo la atención de Jirall. Tanto, que quedó perdido en sus pensamientos y recuerdos. Un fuerte golpe fue impactado en su mejilla, cuya fuerza le provocó un leve sangrado. Antes de que pudiera reaccionar la pequeña kunoichi ya había desaparecido de sus ojos. ¿Es que acaso también dejaría que el segundo ataque de la niña fuera efectivo? Por supuesto que no. Entro en sí y antes de que cualquier persona normal pudiera verlo ya se había volteado, quedando frente a frente con aquel monstruo. — Ese golpe me dolió. — Su mano se apoyó en el vientre ajeno mientras formaba una esfera de chakra giratoria: un rasengan. Planeaba mandarla a volar.

Una leve risa se escuchó de su parte. La actitud ajena le parecía muy agradable. Aquella risa siniestra, las ansias de querer matar al que tiene en frente. Ella de verdad tenía su misma sangre corriendo por las venas. No tenía sentido seguir en ese callejón con ella. Se acercó a ella y la cargo en brazos. Seguido de eso, desapareció del lugar. ¿Dónde se desarrollaría la siguiente escena?

La orilla de un bosque con un gran lago al lado. Tiró el cuerpo de la niña al agua para que pudiera enfriarse. — Relájate de una buena vez. No me obligues a matarte. — ¿No deseaba matarla como se le había ordenado? Tal vez tenía un par de motivos ocultos. Dio unos cuantos pasos para acercarse al río, aunque se quedó sentado con las piernas cruzadas a un costado. Esperaba que aquel baño de agua fría pudiera calmarla. La alejó del cuerpo muerto y la sangre del mismo difunto para que no la siguiera volviendo loca. Además, el agua podría limpiarle toda la sangre que estaba en su mismo cuerpo. No sabía que más hacer aparte de dejarla inconsciente, lo cual era la opción que más le agradaba. Quería conversar un rato con ella.

Muéstrame tu rostro normal. — Era el mejor estado para mantener una plática civilizada. Además, no quería seguir siendo atacado. Podía llegar a emocionarle y contra atacar de una forma desmesurada. A veces no era capaz de controlarse, al igual como le pasaba a ella. — ¿Por qué asesinas personas? Por lo que sé, lo haces desde que eras más pequeña. — Ya conocía la historia de su vida. Sin embargo, lo que deseaba era saber qué sentía mientras avanzaba en su vida. Todos pueden tener motivos completamente diferentes para hacer algo. Jirall mataba por placer, ¿ella lo haría por un motivo similar o solamente eran sus instintos al transformarse? La mentalidad de una persona puede ser muy complicada. Tal vez ni ella misma se conociera a la perfección a una edad tan temprana.

Con el antebrazo se limpió un poco de sangre que quedó en su mejilla debido al golpe directo que recibió por parte de la pequeña Jyuugo. Había sido un puñetazo bastante fuerte, aquello le sorprendió. ¿La niña será, aunque sea un poco igual de fuerte cuando no se transforma? Tal vez su poder apenas esté creciendo, sin poder desarrollarse aún. — ¿Te consideras un monstruo?

Jutsu utilizado:
Rasengan {Esfera Giratoria} Es un poderosa técnica que se basa principalmente en la Manipulación de la Forma la cual lleva "hasta el punto más alto posible" en donde el usuario hace girar el chakra a una alta velocidad haciendo que se comprima en una forma de esfera. Este jutsu se considera incompleto debido a que fue creado principalmente para después combinarlo con la naturaleza del chakra. Aún así, puede utilizarse para impactar contra los cuerpos rivales, dañando a los enemigos de gravedad. La naturaleza compacta y velocidad de movimiento del chakra permite al Rasengan moler lo que entra en contacto con éste, causando grandes daños. Esto también tiende a poner en marcha el objetivo hacia atrás una vez golpeado.

• . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • .

Ver como una fruta madura es... excitante (Ficha) //  Te invito a conocer mi magia (Hoja Ninja)

"Si te digo lo que no puedo decir, es igual a decirte lo que no puedo decir, quiero decir, no diré lo que no puedo decir. No puedo. Eso es todo lo que puedo decir"

Voy por ti:

avatar
Jönin
Otogakure

Fuuton


Mensajes :
480

Fecha de inscripción :
30/01/2016

Localización :
Donde tú más piensas es donde no estaré ~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Loneliness | Priv. Jirall | Pasado

Mensaje por Shinobu Jyuugo el Mar Nov 14, 2017 1:32 am

El primer golpe que impacto no causó efecto de alegría en ella pero tampoco notó lo que había seguido después de eso, un fuerte dolor que la izo gritar se acumuló en su bajo vientre y, perdiendo toda capacidad para reaccionar ante algo así sus ojos casi se cerraron cuando fue lanzada hacia arriba por los aires, a unos metros por encima de la cabeza de aquel hombre, sin embargo, estaba claro que después de un golpe como aquel ella definitivamente no podría controlar ni siquiera su caída hacia abajo o considerar que si quiera podría hacer algo. La pequeña monstruo, casi inconsciente notó como tocaban su cuerpo como si estuvieran cargándola, pero el dolor había sido tan fuerte que no se atrevió a hacer nada más y claramente, su conciencia regresaba poco a poco.
Sin embargo lo siguiente fue un tanto confuso, se veía borroso a sus ojos y se sentía frío a sus alrededores, el color de la sangre era difuminado por el agua de su alrededor de la cual ella no era consciente aún, sus cabellos y piel quedaron completamente limpios en cuanto el agua la cubrió por completo aunque su ropa estaba hecha jirones en la zona del impacto y la piel de su estomago algo quemada.

Su cuerpo flotó en la superficie del lago mientras que escuchaba la voz de alguien, su cuerpo había vuelto por completo a la naturalidad; sus orejas aunque seguían puntiagudas ya no se habían alargado de aquella manera y sus colmillos habían regresado a su estado afilado natural además de que su piel volvió a hacer de aquella tez blanquecina característica suya, sin embargo se quedó allí debido a que aún estaba aturdida, el agua fría minimizaba la quemadura de aquel ataque y se sentía bien.
La rubia observo la copa de los arboles y al viento menear las mismas mientras que los rayos de sol pegaban intensamente en su cara sobre aquel claro en el lago; la chica suspiró e hizo memoria sobre lo que había hecho antes de ponerse de pie sobre el fondo del lago y comenzar a caminar lentamente hacia la orilla, tenía la cabeza gacha y agarraba las faldas de su vestido al salir del agua goteando, ya limpia menos sus ropajes, los cuales habían adquirido un tono rojizo debido a la sangre que había caído sobre ella.

Soy un monstruo... maté a la única gente que me cuidó, pierdo el control y mi humanidad desaparece... al igual que los lazos con otras personas — comenzó a decir aún a la orilla del lago — Asesino personas por que... cuando pierdo el control mi cuerpo me lo pide e incluso cuando no estoy en esa forma, hay algo que me dice que debería sentirme bien... y es la única manera... — dijo entonces mientras que subía la mirada y lo encaraba, sus pupilas habían cambiado de color ahora a ese tono ámbar casi amarillo iba caminando hacia aquel hombre allí sentado hasta que pudo observarlo bien y se detuvo, su cara se llenó de sorpresa al reconocer a aquel rostro — Otokage sama... — dijo mientras que hacía una reverencia.
La pequeña chica no estaba mintiendo y por lo que había escuchado, el ya se sabía toda la historia sobre ella sin embargo... ¿por qué estaba allí frente al Otokage?.

avatar
Genin
Otogakure

Fuuton


Mensajes :
18

Fecha de inscripción :
11/11/2017

Edad :
18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Loneliness | Priv. Jirall | Pasado

Mensaje por Jirall el Miér Nov 15, 2017 4:05 am

Le dio risa la forma en que la niña caminaba. Parecía verdaderamente una infanta que sabía que había hecho algo malo y le esperaba un regaño. Sin embargo, Jirall no era su papá y tampoco era alguien que le daba lecciones de moral a otros. No era la persona más indicada para ello. — Está en nuestra sangre el querer sentir placer acabando con la vida de otros. — Esperaba que la contraria se diera cuenta cuando decía “nuestra sangre” de que él era similar a ella. — Me dieron la tarea de acabar con tu vida al representar una amenaza para la aldea. — A pesar de ser bastante impactante lo que estaba hablando, su tono de voz era bastante amigable. No sonaba para nada amenazador. Se levantó de dónde estaba para acercarse y quedar frente a ella. Colocó su mano sobre la cabeza ajena. Esto lo hacía más que nada para molestarla debido a la diferencia de altura. — No está nada mal ser un monstruo. — Le revolvió el cabello. En el fondo le agrada conocer a alguien que tenía su linaje. Era la primera vez que conocía a otro “monstruo”.

Negó lentamente con la cabeza al escuchar la forma en que se refería a él. No le agradaba para nada ser tratado de esa forma. — No me llames así. Soy Jirall, Jirall Jyuugo. — Ahora ya era bastante directo a la hora de revelarle la información necesaria. Ahora sabría que ambos eran del mismo y misterioso clan. No había muchos en el mundo con la extraña capacidad que ellos tenían. Por eso mismo es que no quería asesinarla como le ordenaron. Era una persona demasiado interesante en desarrollo como para exterminarla. Deseaba verla crecer y convertirse en una verdadera fiera.

Casi obligándola, le cargó los hombros para hacer que ella se sentara en el piso. De inmediato la seguiría sentándose a su lado. Deseaba conversar. El momento de acción ya había terminado en aquel callejón. Aunque quién sabe, tal vez pronto podría volver a recrearse una escena fuerte. Pero todo depende de cómo se desarrolle la situación. — ¿No quieres contarme cómo ha sido tu vida? Tú no fuiste privilegiada con el poder de la magia como yo. Además, a pesar de que ambos somos monstruos, veo que estás muy por detrás de mí en ese sentido a cuando tenía tu edad. — ¿Es que acaso él era mucho más sádico? Pues sí. Shinobu al contarle aquellas cosas parecía algo triste, como si no le agradara del todo ser de esa manera. Sin embargo, Jirall desde siempre ha sentido el placer de ser un asesino. Nunca ha sentido alguna clase de culpa por ser así.

Le agrada hacer trabajar la mente de las personas, sobre todo de las personas que aún no llegaban a una maduración mental adecuada. Era muy divertido hacerles pensar más de lo necesario. — ¿Debería asesinarte o perdonarte la vida? Dejaré que decidas. — No debería preguntarle eso a una niña de dura infancia, pero así era el mago. Demasiado impredecible a la hora de hablar.

• . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • .

Ver como una fruta madura es... excitante (Ficha) //  Te invito a conocer mi magia (Hoja Ninja)

"Si te digo lo que no puedo decir, es igual a decirte lo que no puedo decir, quiero decir, no diré lo que no puedo decir. No puedo. Eso es todo lo que puedo decir"

Voy por ti:

avatar
Jönin
Otogakure

Fuuton


Mensajes :
480

Fecha de inscripción :
30/01/2016

Localización :
Donde tú más piensas es donde no estaré ~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Loneliness | Priv. Jirall | Pasado

Mensaje por Shinobu Jyuugo el Lun Nov 20, 2017 7:37 am

En cuanto dijo; “nuestra sangre”, la pequeña pensó que había algo raro y dentro suyo ya había predicho que el Otokage tenía algo que ver con los Jyuugo, sin embargo, no dijo nada, pues no quiso sacar conclusiones en falso, pensar en aquel estado la hacía tambalearse un poco y estaba débil, aunque no lo suficiente como para no poder ponerse de pie. Cuando aquel hombre se acercó hacia ella sintió un aire de familiaridad que la hizo sentirse… segura por un momento, sensación que se intensificó cuando este revolvió sus cabellos “¿Está bien ser un monstruo?” se preguntó a si misma, confundida, no sabía que pensar con respecto a eso. Dudaba que si simplemente se dejaba llevar la gente la aceptaría y la recibiría en todos los lugares con los brazos abiertos, eso era algo que ni en sus sueños más felices pasaba, ni por asomo.

Abrió los ojos en grande cuando escuchó su apellido y un “lo sabía” pasó por su mente mientras que levantaba la vista para verlo sorprendida, un miembro del clan Jyuugo, en un puesto tan alto como el de Kage.
No opuso resistencia a la presión que hacía el Kage sobre sus hombros (porque simplemente no podía), se dejó caer y se sentó frente a él, con las piernas cruzadas en el césped que daba al lago aquel, los rayos de sol estaban bañando aquel lugar pasándose entre las hojas y haciendo ver pequeños círculos de luz sobre el verde pasto.

¿Contarle mi historia?, ¿muy por detrás?” eran las preguntas que pasaban por su mente en ese momento, dejó pasar unos segundos hasta que escuchó entonces las intenciones del Kage, el por qué de todas las personas, tuvo que encontrarse con ella, no era mera casualidad. Rio por lo bajo y se tocó la frente levantándose un poco los cabellos.
Ahora que lo pienso, no me parece extraño…— comenzó a decir mientras que bajaba la mirada, aunque su sonrisa seguía bien plasmada en sus labios, pero sus ojos no lo hacían. —Ya se había tardado demasiado la aldea en querer deshacerse de mi.
Dijo mientras que levantaba la mirada para ver el rostro del Kage —Mi vida no ha sido la mejor ni la más bella… creo que puede imaginárselo— le dijo ella al momento en el que, como una niña pequeña comenzaba a arrancar pequeños trozos de pasto y a mancharse los dedos con un poco de pigmento de las hojas pequeñas.
No tengo un especial afecto por la vida de otros, pero si por la mía… y a pesar de eso, quiero ser fuerte… tener a otros que hagan que esto cambie… —dijo, estaba segura, pero sonaba como si todo aquello que dijera no fuera más que un sueño que jamás iba a cumplirse.
Incluso, aunque yo decidiera vivir y enfrentarme de nuevo a usted… mi vida no estaría en mis manos — dijo ella sonriendo de nuevo, pero ahora de una manera triste, ella sabía que; si el Kage hubiera querido matarla ya lo hubiera hecho desde hacía rato mientras comía de la carne de aquel cerdo.

avatar
Genin
Otogakure

Fuuton


Mensajes :
18

Fecha de inscripción :
11/11/2017

Edad :
18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Loneliness | Priv. Jirall | Pasado

Mensaje por Jirall el Lun Nov 20, 2017 2:35 pm

No le agradaba para nada ver a la pequeña Jyuugo sufriendo por su vida. Jirall había sentido absolutamente todo lo contrario. Desde pequeño, a pesar de la soledad y la amenaza constante de ser asesinado, a amado su forma de vivir. Hace lo que le plazca. No le importa ganarse el odio de otros por haber asesinado a seres queridos. Solo se valía por sí mismo. Solo le importaba su felicidad, la de nadie más. Sin embargo, al parecer, Shinobu no estaba del todo contenta con su forma de ser. ¿Sería algo bueno o algo malo? Jirall no tenía la respuesta. Él tenía un punto de vista sobre la vida que parecía ser diferente al de la mayoría de las personas vivas a lo largo de todo el mundo. Nunca había conocido a alguien que pensara igual que él. No lo consideraba algo malo, aunque de vez en cuando le apetecía tener a alguien con quien compartir el placer de matar.

¿Vives constantemente pensando que alguien puede aparecer a quitarte la vida? — ¿Sufría por ello? El mago siente una excitación tremenda cuando sabe que alguien está detrás de su cabeza. Las ansias de ser la presa para luego convertirse en cazador lo comen por dentro. Es una de las situaciones en donde más desea asesinar. Se volvía completamente loco. — ¿No te parece perfecto que tu próxima víctima sea la que se te acerque en vez de tener que buscarla tú? — Se relamía los labios, emocionándose un poco de tan solo pensarlo.

Terminó de escucharla. ¿A qué conclusión llegaría? Era demasiado débil mentalmente. No olvidaba tomar en cuenta el dato de que se trataba de una niña, pero ella también debía considerar que no era una niña ordinaria. Ya había gozado el placer de provocar la muerte con sus manos en múltiples ocasiones. Inclusive minutos atrás. Con un movimiento casi instantáneo, lanzó una de sus filosas cartas hasta el hombro de la chica, buscando enterrar su arma y ocasionarle daño. ¿La mataría? — Debes aprender que si no soportas el dolor jamás podrás vivir. — Un chakra gomoso de color rosa unía su mano y la carta arrojada, por lo que pudo sacarla de la carne ajena y atraerla hacia sí mismo, bañada un poco en sangre. No tuvo ni una pizca de piedad al sacarla, no le importaba que a la contraria le doliera. — Si la vida te ocasiona dolor, tú preocúpate de causarle más dolor a ella. Debes gozar aquello. — Una singular sonrisa se posó en sus labios. — ¿No te excita el olor a sangre? La sangre que cae de tus enemigos provocado por tus propias manos. No existe nada mejor. — ¿Pensaría ella igual que el Jyuugo mayor?

La escena cambiaría completamente, aunque no de contexto, sino que por el número de actores. Tres hombres con máscaras y capas que cubrían todo su cuerpo aparecieron. — La señorita nos encargó asesinar a esta niña. Acaba de matar a otro en la aldea, no se puede seguir permitiendo que alguien así viva. — “Después de todo esa mujer no confió en mí… Que astuta”. Una Katana sería colocada en el cuello de la infanta. Ese tipo de ninjas era mucho más frío, tal vez más que el mismo Jirall. Sin embargo, ellos no sentían placer por su trabajo, no mostraban emociones. El mago gozaba directamente. — Creo que no deberían desobedecer al Otokage. — Los amenazaba de una manera bastante sutil. — Jirall-sama, por favor, no trate de detenernos. — La mirada de Jirall se posó en Shinobu. ¿Cómo reaccionaría ella después de todo lo que el Kage de su misma sangre le dijo?

• . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • .

Ver como una fruta madura es... excitante (Ficha) //  Te invito a conocer mi magia (Hoja Ninja)

"Si te digo lo que no puedo decir, es igual a decirte lo que no puedo decir, quiero decir, no diré lo que no puedo decir. No puedo. Eso es todo lo que puedo decir"

Voy por ti:

avatar
Jönin
Otogakure

Fuuton


Mensajes :
480

Fecha de inscripción :
30/01/2016

Localización :
Donde tú más piensas es donde no estaré ~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Loneliness | Priv. Jirall | Pasado

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.