Bienvenido
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Npc's Kumogakure no Sato
Miér 20 Sep 2017 - 11:49 por Emiya Ichiro

» Npc's Fallecidos/Desaparecidos
Jue 14 Sep 2017 - 20:33 por Emiya Ichiro

» Npc's Otogakure no Sato.
Jue 14 Sep 2017 - 20:27 por Emiya Ichiro

» Solicitudes Extraordinarias
Jue 14 Sep 2017 - 3:38 por Master Rises

» Peticiones de Reward
Jue 14 Sep 2017 - 3:36 por Master Rises

» Solicitudes de Propiedad & Comercio
Jue 14 Sep 2017 - 3:34 por Master Rises

» Solicitudes de Habilidad Única
Jue 14 Sep 2017 - 3:32 por Master Rises

» Solicitudes de Actualización de Perfil
Jue 14 Sep 2017 - 3:30 por Master Rises

» Peticiones de Moderación
Jue 14 Sep 2017 - 3:27 por Master Rises

Conectados
¿Quién está en línea?
En total hay 8 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 7 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Emiya Ichiro

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 63 el Dom 19 Mar 2017 - 13:35.
Estaciones

País del

Agua

Invierno
País del

Rayo

Primavera
País del

Fuego

Verano
País del

Viento

Otoño
Región de

Iseki

Verano
Oto

Primavera

Staff NR

En proceso
¡Conoce a los ninjas más influyentes!












Créditos
Este foro de rol está basado en el mundo del manga y anime del mangaka Masashi Kishimoto, es decir, Naruto y Naruto Shippuden. La trama y ambientación del foro, si bien se basan en el mundo del mencionado autor, fueron pensadas por Emiya Ichiro y Seijuro Akagami.
Las guías y jutsus del foro fueron elaborados por el staff del foro pasado y actual basándose en la Wiki de Naruto.
Las imágenes y gráficos del foro fueron editados por Dragón, que usó las imágenes que se encuentran en las diversas páginas web como Deviantart y Zerochan.
El skin y las tablillas fueron elaborados por Touka que ha recurrido al Foro de Asistencia y a los tutoriales de Source Code, The Captain Know Best, Glintz y Serenditipy.



Shinobi Awards 2.017
Hall de la Fama Naruto Rises
Afiliados hermanos
Afiliados élite
 photo untitled45.png Academia Legacy Bálderook University Crear foro Project Fear.less
Shinobi Awards 2.017
Hall de la Fama Naruto Rises





Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

1era Trama Global; Vientos de Cambio [Crónica General]

Mensaje por Emiya Ichiro el Dom 20 Mar 2016 - 16:12

Capitulo 1: Shadows inside the Dark
- Tetsuroo Kujo – sentenció la misteriosa voz desde las sombras, detenido sobre la azotea de la casa de gobierno del Rayo, apenas a un centenar de metros de donde horas más tarde se llevaría a cambio el concilio entre mandatarios, y con él, el ya tan esperado torneo. Situado al otro extremo del tejado, sujeto al barandal como en la misiva le había sido indicado, el conocido criminal y mercenario de cabellos violáceos vislumbraba poseído de una curiosidad sin asombro la identidad del emisario - ¿El líder de la Cascada? – Inquirió parsimonioso, a lo que con una gélida indiferencia la voz volvió a alzarse – Si -.

Meses atrás, incluso antes de que el evento hubiera sido anunciado, aquel que por traidor había sido declarado criminal ante el mundo, había sido contactado como de costumbre por quien entre las sombras buscaba realizar sus propósitos, encargándole la tarea de ser sus ojos, oídos y manos, consagrándole el deber de un espectro que habría de moverse fuera de la mirada de todos, abandonándose a sí mismo para cumplir las órdenes de quien a sus ojos era el único capaz de darle forma al mundo, en aquella ocasión sin embargo, el medio y la orden que le habrían sido entregadas desafiaba el conocimiento que pretendía poseer sobre la estructura de la telaraña en la cual caminaba, siendo en los meses posteriores, mientras las bases de un evento el cual para ese momento solo él y otros tantos tendrían conocimiento salían a la luz, formada una idea de la cual empezaba a tener pavor. La misiva que ahora descansaba en su diestra, arrugada por la continua lectura y luchando por lo ser arrebatada de ella en las repentinas ráfagas de viento, indicaba no solo las especificaciones del trabajo, sino el lugar, la hora y las condiciones del encuentro en donde le seria revelado su objetivo.

- Toma – ordenó protegido entre las sombras de la casilla de concreto a través de la cual, subiendo las escaleras, se llegaba a la azotea. Su extremidad, pálida y cubierta por los protectores característicos de “aquel” grupo, escapó de las sombras por un instante para arrojar el pequeño cilindro que metros después impactaría el suelo, rondando hasta llegar a los pies del criminal - ¿Qué es? – preguntó mientras lo recogía, cauteloso a su contenido – Ardera al momento en que debas convertir en realidad tus ordenes – indicó girándose en la penumbra que, sombra del cuerpo de concreto que lo rodeaba, empezaba a desvanecerse producto de la posición del sol - ¡Espera! – exclamó el de cabellos violeta, atento al hecho desde un primer momento, intentando develar la identidad del desconocido en vano – ¿Te conozco? – inquirió, movida por una inquietud que trascendía cualquier seguridad u sospecha - … - la figura se detuvo, no cayendo en la provocación sin embargo – Se un buen perro y cumple tus ordenes… sin meter tu nariz en donde no debes – emitió girando su rostro, develando entre los matices de la oscuridad los vestigios de una sonrisa, cubierta ahora bajo la máscara en su diestra, desaparecería en ese instante, dejando tras de sí la estela de sus cabellos en llama.


Última edición por Emiya Ichiro el Dom 20 Mar 2016 - 17:44, editado 1 vez

avatar
Jönin
Sunagakure

Doton


Mensajes :
696

Fecha de inscripción :
31/01/2016

Edad :
19

Localización :
Growing deep in the sand.

Ver perfil de usuario http://narutorises.foro-gratuito.es/t790-emiya-ichiro-id-2-0

Volver arriba Ir abajo

Re: 1era Trama Global; Vientos de Cambio [Crónica General]

Mensaje por Emiya Ichiro el Dom 20 Mar 2016 - 16:31

Capitulo 2: Hunter's Foreplay
El astro rey se alzaba con premura, rigiendo la faz de las montañas que ocultaban la villa Shinobi, Kumo, la aldea oculta entre las nubes, aquella que inmersa en el festejo conmemoraba el acontecimiento que en una época pasada presencio la génesis del mito, los Siete Soles, excusa y nombre que ocupaba el concilio, La Cumbre de los Kages, figuras de poder, mandatarios militares, que  entre discordias y propósitos ocultos dictaban un curso al mundo, separados con los años ¿y ahora? Reunidos bajo una excusa… “Orgullo” movido por el rencor… “Ambición” de poder y gloria, o bien, reivindicación. El Rayo impetuoso, el Fuego Soberbio, el Agua astuta, la Cascada persistente, el Viento solemne e Iseki ambiguo ante la percepción de todos. Dos días habían pasado ya, ceremoniales y festivos, repletos de comida, música, decoraciones pero por sobre todo ignorancia. La llegada de los participantes había sido particularmente bien recibida, y mientras con cantos y vitoreos se les daba la bienvenida las tensiones que hasta hace poco habían saturado el plano mundial se disipaban como si en primer lugar no hubiesen existido ¿El motivo? Vientos de cambio arrasaban el aire viciado, desolando todo impase en una calma que solo podía preceder al desastre, en el ojo del huracán, descansaron entonces la noche previa cada uno de los participantes del torneo, arrullados por una sola idea… Enfrentamiento.


- Kujo – llamó el de cabellos de plata, sonriendo como no solía hacerlo ni con sus colegas mas cercanos, parecía carecer de la usual tensión que le caracterizaba, como adormecido por la fructificación de una idea en su cabeza – Ha pasado tiempo… desde lo sucedido en El Pico – afirmó con certeza, ambos kages se movilizaban por un extenso pasillo, prestos a cruzar el umbral que se cernía frente a ellos y por el cual, segundos antes, habían atravesado las cabezas del resto de países, aguardando tras de ellos, solo aquel que recibía el apodo de “lobo”. Las voces inundaban el aire y hacían eco en las paredes, moviendo los cimientos del piso en un retumbar que parecía sacudir toda la estructura. El Kage de la cascada, envestido con las ropas blancas tradicionales del mandatario de su aldea, se volvió para verle apenas pudiendo reprimir la animadversión que le poseía – Señor Hokage… - expresó conteniendo el vomito verbal que el saludo del contrario había provocado en él. La última vez que se habían visto corrían tiempos de tensión en la región de la roca, antiguamente país conquistado por el fuego, que empezaba a rendir cuentas bajo la influencia de un revolucionario, ni por asomo aquel día Tetsuroo que se pensaba un shinobi común y corriente en su aldea, imaginaria que se encontraría cara a cara con el que en futuro se convertiría en la imagen de la invulnerabilidad de un imperio, sumergidos ambos en un campo de batalla al que no pertenecían, en alas de un encuentro que no podría ser definido más que como predestinado. En aquel momento, hacía más de doce años atrás, la primera y última revolución del país del fuego seria aplastada con una brutalidad horrida que escaparía de la comprensión humana, a tal punto, que se desconocerían los medios por el cual sería desatada tal masacre. Como muchos de los asedios del país en llamas durante la gran guerra, aquella ocasión habría de conservarse como un borrón en la historia, hechos distorsionados de una verdad que carecía de descripción grafica, pero al que el joven Kujo sería capaz de sobrevivir, no sin dejar de pagar el precio por lo que nadie debería de ver, siendo este, la luz de sus ojos, que había vuelto negro su mundo para siempre, destinándolo a un futuro en el que vería a través de sus oídos. Aquella reacción fue entonces, no más que el recuerdo vivido de un dolor ya viejo, uno del que deseó no volver a escuchar jamás.

Ambas figuras atravesarían el umbral de luz, apareciendo seguidas por el “lobo” en el palco destinado al reducido grupo de mandatarios, confinados a las alturas de una inalcanzable torre que se alzaba incluso más allá del resto de similares que rodeaban la “Arena”, como una especie de coliseo romano más parecido a los castillos del Medioevo, en donde más de diez mil personas se reunían en centenares de gradas para presenciar un evento que prometía dejar insólito a cualquier espectador, reuniendo a los peleadores más hábiles de la nueva generación, futuras estrellas del cielo, protagonistas de las leyendas del mañana, con el fin de pelear entre sí para definir al mejor de todos, y en cierta forma, dar esperanza a sus naciones.

Ojos sin embargo se cernían con malicia sobre los participantes, y así, sobre una de las sombras presentes, escarchados con el frio glacial que había marcado la cruzada de su antecesor, exponiendo con hipocresía los filosos caninos de sus fauces, en un asecho que había orquestado de forma magistral para que tuviera su desenlace en el mejor momento del día, sonreía, lleno de placer e ironía – Supongo que es hora de que todo comience ¿no? – espetaría el representante del agua, reclinado en su asiento, dirigiendo su mirada al Raikage que veía su atención cautivada por los aperitivos sobre el palco – Oh! Ah.. cierto, discúlpenme… - expresó con nerviosismo el moreno, filosa fue la mirada que lanzó el Kage del fuego al pelimorado en ese momento, hecho que aprovechó para aumentar la sinergia del momento – Cuando usted lo desee, Señor del Rayo – sentenció encajándole un mordico a lo primero que encontró en su plato.

El anuncio se dio, intrascendente, culminó sin embargo con cierta frase – que la paz sea hecha… ¡Y que empiece el torneo! –

• . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • .


Narrador Onmisciente — Hablo — / "Pienso"
Imágenes <3:


Senju
Jounin
Sunagakure

Award 2017 "El Misterio":



avatar
Jönin
Sunagakure

Doton


Mensajes :
696

Fecha de inscripción :
31/01/2016

Edad :
19

Localización :
Growing deep in the sand.

Ver perfil de usuario http://narutorises.foro-gratuito.es/t790-emiya-ichiro-id-2-0

Volver arriba Ir abajo

Re: 1era Trama Global; Vientos de Cambio [Crónica General]

Mensaje por Emiya Ichiro el Mar 12 Abr 2016 - 21:03

Capitulo 3: Odds and Ends
Detrás del honor yacían las maquinaciones, el interés y la intriga, hecho palpable quizá mas para algunos que para otros, pero al final implícito en la misma naturaleza del todo ¿Entonces? Ignorantes la gran mayoría del propósito, moviéndose como sombras en la oscuridad, las fases de un plan empezaban a ser trazadas a lo largo de la villa inmersa en las nubosas montañas.

¿Por el día? Se decidía el futuro del mundo impuesto en las manos de los kages ¿por la noche? Enfrentamientos se daban en la bruma de distracción creada por el festival, mismos que se decidían en un destello, sentenciando poco a poco los preparativos que habían dado lugar al masivo encuentro ¿Ansiedad? ¿Desconfianza? El hilar de sospechas se tejía entorno a la familiaridad del enemigo, el peligro inherente del congreso y la deliberada incongruencia de los asaltos ¿Cuál era el fin? ¿Cuál era el propósito? Frente a sus narices el enemigo se regodeaba en su éxito.

- Señor… - en los ostentosos aposentos del líder del fuego, el pelirrojo se  materializó de la nada tras el mandatario, inclinado en su usual pose de sumisión - .. ¿Cómo están las cosas? – inquirió impaciente, sobrepuesto a la baranda del balcón, recogido en la expectación sus propios pensamientos – Hubieron otros tres incidentes esta noche… el refuerzo de la seguridad parece haber funcionado, pero… - se detuvo el pelirrojo, desviando en un casi imperceptible vuelco su mirada a la entrada, acorde a la nueva presencia que se situaba tras de esta – ¿“Pero” qué? Explícate – exigió el de cabellos plateados volteándose hacia su subordinado – Los informes son extraños, parece ser que no hemos tenido la oportunidad de capturar a ninguno de los agresores… parece ser… que ni siquiera son personas reales… - afirmó, inmutable como siempre - ¿A que te refieres? – alzó el mandatario - ¿Replicas? – inquirió enseguida – Si mi señor… así parece ser – la incertidumbre se introdujo al instante en la cabeza del de cabellos plateados, lleno ahora de deducciones mal encaminadas – ¿Quieres decir que alguien nos esta jugando una broma? ¿Que solo una persona esta causando tantos problemas?... – su mano se poso sobre su rostro, removiendo el estrés que los últimos días habían evocado en él – Te quiero allí – ordenó – Asegúrate de que nada fastidie nuestros propósitos aquí… no importa quien sea el responsable ¿entiendes? – exclamó, el pelirrojo se irguió y tras una reverencia final se encamino al umbral de la habitación – Como usted ordene – concluyó.

La puerta se cerró tras dejar atravesar la última hebra de sus cabellos, develando la figura que segundos antes se había hecho presente, cubierta por un manto negro y escondido tras la identidad de un animal, el anbu asechando los pasos de su par  se haria camino a través del pasillo.

- ¿…? – elevaría el extraño al aire cual pregunta, apenas perceptible mas fácilmente percibida por el pelirrojo – Dile que me espere donde le he dicho – tras segundos de precavida espera exclamó con serenidad – Solo debo ocuparme de un par de detalles – ipso facto, a mitad de su caminata,  la figura a su lado se desvaneció, dejándole a él continuar su camino hasta el exterior del edificio.


Última edición por Emiya Ichiro el Dom 24 Abr 2016 - 15:09, editado 1 vez

• . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • .


Narrador Onmisciente — Hablo — / "Pienso"
Imágenes <3:


Senju
Jounin
Sunagakure

Award 2017 "El Misterio":



avatar
Jönin
Sunagakure

Doton


Mensajes :
696

Fecha de inscripción :
31/01/2016

Edad :
19

Localización :
Growing deep in the sand.

Ver perfil de usuario http://narutorises.foro-gratuito.es/t790-emiya-ichiro-id-2-0

Volver arriba Ir abajo

Re: 1era Trama Global; Vientos de Cambio [Crónica General]

Mensaje por The Riddle el Jue 14 Abr 2016 - 0:58

Capitulo 4: Behind the curtains
La maraña perpetrada dentro dentro de la jurisdicción de la nube cuando la cumbre era celebrada como una festividad dejó cabos sueltos, o mejor dicho desatención, desatención que desencadenaría el intento intrusivo de los curiosos. Pero en el mundo ninja la curiosidad nunca fue bien vista, y menos con el nacimiento del imperio nacido en la hoja, que sobrepasó incluso el ardor del país estrechado al fuego las fronteras de dicha nación fueron difuminadas... pero de todos modos defendidas, con la soberanía el juego la tragedia de la guerra dió un paso adelante.

Fronteras del País del Fuego, 02:33 A.M...

Cuando el invierno acecha una especie de blanco rocío cubre la abundante hierba, los árboles habían perdido su abrigo y con ello un montón de hojas en el suelo... la luna en cuarto menguante parecía cercana al plano terrenal pero el resto de los cuerpos celestes se ocultaban, guardias apostados, y aunque no fuesen incontables mantenían en control aquella zona sin dificultad. Pero en el silencio de la noche empezaron a ser noqueados uno tras otro y sin dificultad alguna al son de la lluvia, los cuerpos besaron el suelo y nadie parecía notarlo. Una multitud aprovechó las circunstancias para colarse ¿de donde surgieron?

– Todo va como lo planeado. – Murmuró una silueta emergente desde la oscuridad, su rostro estaba destapado, a diferencia de sus hombres que iban encubiertos... conversaba con alguien que parecía estar a la par del castaño, caminaban lado a lado. – Lo has planeado bien, Nishio. ¿O acaso ha sido Iei? –  Consultó una voz ronca, entonces el de Iseki dejó escapar una risa ¿divertida o irónica? Quien sabe, el otro desconcertado lo observó de reojo... – Verás... mi hermano no sabe nada de esto. Corre por mi cuenta. – En ese exacto momento el tipo que también llevaba su rostro cubierto se retiró la máscara súbitamente, impactado por la noticia. – ¿Que acabas de decir, entonces la alianza de Iwagakure e Iseki no es oficial todavía? – Los orbes cafés de Nishio se encendieron durante un mero segundo, estaba a punto de decir algo sumamente rebuscado no exento de picardía más de modo fugaz la vida le fue arrebatada de sus ojos...y de todo su cuerpo. Se mantuvo erguido durante unos cuantos segundos, queriendo voltearse, y cuando finalmente lo hizo su cuerpo se precipitaba hacia el suelo, arañando la hierba observó una katana que tintada del rojo de su sangre seguía apuntando hacia él. Fue tan rápido que apenas sintió dolor, apenas pudo observar una melena dorada y fue todo lo que supo de la persona que lo asesinó.

– ¿No puedes dejar escapar tu odio hacia la Villa Oculta en las Hojas, verdad? Inculcas odio en los tuyos, y lo que es peor, los llevas desesperadamente a la muerte. No obstante, no has de terminar allí... sino que te alías con pobres diablos prometiendo grandeza y una revolución. Es una revolución maltrecha sin embargo, una que morirá prematuramente, y encontrará el camino a la perdición. Iwagakure tal como lo conociste ha muerto, ahora es reconocida como la Región Yosai, y tú un mero traidor. – Aquel hombre hablaba con convicción y firmeza, expresando su devoción a la unificación y una mirada férrea se clavó en el otro, antiguo shinobi de una aldea ya inexistente, cuyo intento e instinto de rebelión le era arrebatado de un plumazo. No solo allí, pese a la bajas de los guardias (premeditadas) las fronteras del fuego no fueron sobrepasadas de modo tan absurdo... tan sólo los guiaron hacia una emboscada, en ese instante donde Arima dejó su voz apagarse los gritos producto de la agonía de los invasores sonaron cual trágica banda sonora captando la atención del anciano cuyo rostro pálido era enmarcado por una expresión de desesperanza y horror, los orbes desbocados del sujeto se concentraron en el suelo y ambas extremidades hacia los oídos, intentaba no escuchar. Se clavó de rodillas en el suelo a posteriori.

–  Podría matarte en este mismo momento, pero es mejor que vivas con la culpa... atrapen y encarcelen a este sujeto. – Viejos conocidos, el encargado de defender los intereses de Konohagure en la mencionada región montañosa, y el antiguo líder de la misma. El último desorientado, el primero por otra parte confiado, excelso. – Fue un buen plan, de verdad lo fue. Pero todavía, y a pesar de tu edad eres un viejo inocente. ¿De verdad confías tanto en los tuyos? ¿Como no pudiste cuestionar la fidelidad de tus hombres? Deberías haber notado que uno de ellos no estaba con ustedes. – Develando los motivos del fallo confesó, varios shinobis con la insignia del remolino a cuestas se dirigieron hacia la posición del canoso quien no opuso resistencia... carente de toda reacción, y probablemente hundido en la desesperación, sin nada que hacer fue arrastrado hacia una torre de guardia cercana.

– Todo fue como lo planeado. – Mencionó Arima Kou a uno de sus seguidores, irónicamente haciendo alusión al comentario inicial de Nishio Uchiha, cuyo cuerpo inerte todavía manchaba el pasto rociado ahora en carmesí. – Notificad a nuestro líder. – Sentenció, observando pensativo la situación... << Kazuma... ¿qué harás ahora? >>

avatar
Chünin
Hunter

Katon


Mensajes :
179

Fecha de inscripción :
30/01/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 1era Trama Global; Vientos de Cambio [Crónica General]

Mensaje por Emiya Ichiro el Mar 19 Abr 2016 - 21:31

Capitulo 5: Whipsaw on the Chessboard
¿Paz? Reencuentro ¿Interés? Histórico, blandidos como argumentos, justicia e igualdad, derechos y obligaciones. Grandes países controlaban a las personas, gobiernos eran los que tomaban la responsabilidad de ello ¿y sus mandatarios? Como reyes, monarcas, regían el todo, quizá algunos mas tiranos que otros, pero al final a todos los identificaba el estandarte del poder pseudo-absoluto ¿entonces? el acuerdo no tenía otra forma de ser mas que el conflicto, que interno en la misteriosa recamara daría lugar al feroz encuentro ¿mientras?

Pasos agigantados se daban, justo debajo de la nariz del enorme poder dividido en seis mandatarios. Ocultos por la noche u la confianza de quien se supone es aliado, la maqueta de un plan tomaba forma, tendiéndose cual telaraña sobre la jubilosa villa.

- ¡Comercio ! - gritaba - ¡ Recursos! – exigía - ¡ Prudencia ! - aconsejaba. El caos respondía a la naturaleza del egoísmo y la carencia de empatía. Paranoia, era el nombre de su defecto, provocada por el odio y el orgullo, emociones dominantes en aquella era ¿entonces? sin detenerse, con tintes de furia y miedo las voces se alzaban en un huracán de argumentos - ¡ Igualdad ! - demandaban - ¡ Comprensión ! – deseaban - ¡ Justicia ! – proclamaban, el desenlace no se daría hasta agotar sus energías, y así sus voces, en el interior de la misteriosa recamara ¿Quién ganaba? ¿Quién perdía? Las nociones del beneficio se irían perdiendo y con ello las de satisfacciones conforme llegaban a un acuerdo, uno que tenía como meta solo una cosa “lograr la paz”. Y que, con la llegada de la noche, alcanzaría una paz que ninguno de ellos desearía, pero por la cual sus pueblos rogarían…

¿Los términos? Buscaban complacer en la medida más precavida las necesidades de cada uno. Konoha había conseguido su alianza con kumo al cederle parte de las tierras que por conquista le habían quitado. Kumo conseguiría la capacidad para producir lo mismo que consumía e independizarse de las compañías de importación. Iseki conseguiría su reconocimiento como nación y así el reconocimiento de sus derechos. Kiri podría reformar sus rutas de transporte al comerciar con Iseki y Suna. La cascada prestaría inteligencia y servicios a Suna a cambio de favoritismo en el comercio de minerales. Y Suna conseguiría la reformación de sus rutas de comercio, víctimas de las arremetidas de la resistencia, a la vez que ayuda de parte de la cascada en su lucha contra los insurrectos.

El silencio se daría entre el receso y la preparación, y con la calma y el jubilo no se rompería hasta que todos ellos se encontraran sobre el podio, presenciando la condecoración de la naciente generación.


Gran Coliseo - 3:08 pm

Con los papeles en la mesa y las expectativas sobre el, en comparación al enorme coliseo, diminuto palco, en torno al ya ineludible desenlace el insidioso líder del agua tomó por lo bajo la - Supongo que no sea  el momento más ortodoxo para informároslo… pero dada la situación me veo obligado a ello – emitió con desenfado para sus iguales, calando nuevamente en la boquilla de su pipa. Iei, quien había llegado a desarrollar cierta empatía por el mismo durante los debates debido a su punto de vista y los argumentos que desde su boca había reforzado su petición de dar la legitimidad al gobierno de Iseki, se removió en su lugar. Casi al unisono Kazuma afilaba su visto hacia el pelimorado – No es un misterio que la compañía de comercio de Kiri bajo mi tutela recientemente ha alcanzado el tope de exportación  en la mayoría de los países presentes… - expresó despreocupado - Por ello me gustaría dar a conocer su reciente expansión, acorde a nuestros deseos de diversificación – dejó flotando al aire junto a una duda esencial ¿Qué implicaba aquello?

Entre los mandatarios las miradas saltaron de un lugar a otro, encontrando el desenlace incluso antes del hecho en los orbes del gobernante del fuego. La lucha de alianzas para la cual se preparaba  lo había llevado a organizar el evento y la intromisión del agua, junto a los que asumía eran su aliados, la Cascada e Iseki, le habían forzado a volver mas generosa su oferta.

Tierras le serian devueltas al rayo a cambio de su alianza ¿con ello? un igualado tres vs tres estarían de cara a cualquier debate. Aquello antes de que pudiera hacerse con el favor de la nación del Hierro u capturar el interés de la cascada u Iseki. La duda e incredulidad abordaron entonces al de cabellos plateados, atento a los movimientos que imprevistos comenzaban a darse en el tablero.

Se encontró a un segundo de alzar la voz cuando, tras cruzar su mirada con la rubia Kazekage, encontró desentendimiento en la expresión del Raikage – El motivo es simple, y seguramente tendremos tiempo de debatir el “cómo” en próximos encuentros. Pero para no dar largas al asunto os hago saber desde ya que “nuestras” rutas de comercio cambiaran un poco, nada de qué preocuparse, solo medidas para agilizar la producción y transporte del producto a través de los países que conformaran la Alianza Internacional de Comercio – sentenció exhalando el humo de sus pulmones, dejándolo bailar desde su pipa con un halo de jovialidad. No se despejarían dispersar tales palabras en el viento antes de que el mandatario invidente hiciera presente su voz - Dado vuestro estado de alianza seguramente el rayo se encargara de mediar directamente los cambios que implicarían su adición… a la alianza de comercio con el fuego, Kazuma– hizo presente con una familiaridad similar a la que el de cabellos plateados le había dirigido antes – Me disculpo también por nuestra hermana nación del hierro durante este anuncio, y el congreso en general… comprenderán todos la rigidez de sus costumbres… Algo que me encargare personalmente de que no entorpezca la reformación de sus tratados comerciales con vosotros, si me lo permiten – culminó con la ayuda de uno de sus acompañantes, que empezaba  a susurrarle a modo de informe como ya era costumbre.

El hecho era simple, un movimiento repentino, uno realizado bajo una observación desde afuera de la caja ¿Cual es el mayor de los recursos, sino el alimento? quien controla la distribución de estos, mas aun en tiempos de recesión y guerra, controla al mundo, sin obedecer a tratados bélicos u depender de ejércitos... sin embargo el mundo no se encontraba en guerra, y la recesión no alcanzaba un pico conveniente... ¿la solución a ese percance? ...

• . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • .


Narrador Onmisciente — Hablo — / "Pienso"
Imágenes <3:


Senju
Jounin
Sunagakure

Award 2017 "El Misterio":



avatar
Jönin
Sunagakure

Doton


Mensajes :
696

Fecha de inscripción :
31/01/2016

Edad :
19

Localización :
Growing deep in the sand.

Ver perfil de usuario http://narutorises.foro-gratuito.es/t790-emiya-ichiro-id-2-0

Volver arriba Ir abajo

Re: 1era Trama Global; Vientos de Cambio [Crónica General]

Mensaje por Emiya Ichiro el Mar 3 Mayo 2016 - 8:08

Capitulo 6: The real "Spider"
Sus propósitos se habían cumplido al pie de la letra, la estratagema planeada, incluso tras la improvisación había resultado tal cual lo deseaba ¿si había habido algún traspié en el camino? Lo consideraría al pequeño atentado, que lejos de obstaculizarle más bien le había beneficiado. Pero claro, aquello era algo  que escapaba de su conocimiento pues, inmerso en los túneles que llevaban a la Recamara de los Lamentos, tras la explosión inicial que había tomado lugar tanto en la superficie como en el subterráneo, había dejado todo de lado para admirar la magnitud de su logro, que fuera de la percepción u sospecha de cualquier otro, ahora se encontraba al alcance de sus manos.


Recamara de los Lamentos 3:10 pm

- Es aquí – rezó la morena, maneando la voluptuosidad de su figura aun apreciable a través del uniforme militar de su aldea, kumo. Andaba y señalaba al interior de la recamara, ahora despejada la última de sus puertas gracias a la explosión, guiando con su paso a quien tras ella aguardaba silente, ahora enmascarado bajo el zodiaco del tigre, mas con su cabellera de fuego aun apreciable bajo el todo.

Era una gruta naturalmente excavada por el agua, apreciablemente agrandada en algunas zonas por el hombre, parte del camino, la zona de las puertas y el suelo en su totalidad, salvo algunas zonas donde el agua corría, convertían la caverna, además, en una especie de laberinto, que resultaba imposible de penetrar por medios convencionales ¿ellos? No habían tenido que pasar por tales complicaciones, pues tenían en su mano el conocimiento, además, de la llave de las primeras dos puertas. Salvo la ultima para la cual habían tenido que recurrir a métodos mas rudimentarios.

Avanzaron ambos al interior, en el cual ardieron una tras otra velas activadas por un mecanismo, iluminando la sala al ritmo de su propia intromisión. Se encontraron en el epicentro de la sala en cuestión de segundos, pisando sobre grabados de un símbolo que se volvía en circulo encerrando en sí mismo un sinfín de patrones ¿su propósito? era claro… encerrar bajo la superficie visible lo que había sido considerado un mal antiguo.
- ¿Es esto lo que buscabas…? – preguntó la morena, genuinamente preocupada porque así fuese, de modo tal que su voz se quebró cuando el pelirrojo se inclino sobre este, examinándolo con agilidad que exigía entendimiento y reconocimiento en su mano - ¿Si te he sido de utilidad? – pasados los minutos, volvió a preguntar ante el silencio, no esperando lo suficiente a una respuesta en su temor a lo desconocido – Yo… te he todo lo que me dijo mi padre, debería ser aquí, quizá… quizá… - balbuceó, jugando nerviosamente con sus dedos, antes de ser cortada por el movimiento de su acompañante. Estoico, implacable, rodeó los brazos morenos de la fémina con los suyos, pálidos, saliendo de entre las anchas mangas de su hábito, al acto, el cuerpo ajena se estremeció entre su existencia, reconociendo la intensión de su contrario – Shhhhhh – rezó, mientras los labios ajenos tiritaban ¿horror? Sus ojos verdes, profundos bajo el manto rojizo, penetraron la miel de los ajenos… su mano, por un segundo abandonó a la chica, retiró la máscara de su rostro y acercó sus labios al oído. Ella tembló ¿entonces? fluyeron las palabras – Lo has hecho bien – declaró, mientras ella perdía la fuera en sus piernas – Yillal – pronunció su nombre. Estaba completamente bajo su control. Una sonrisa poseyó el rostro de la fémina, incomoda combinación entre alegría y horror ¿su propósito? Complacencia.

“Gracias” susurraba, una y otra vez en un vórtice; desesperación, expedía mientras abrazaba las piernas del hombre. Él se coloco su mancara de nuevo, lentamente oculto bajo el remanente de las sombras. Le hizo falta tan solo hacer una secuencia de sellos para remover el que yacía bajo sus pies. Sabía que solo entonces tendría acceso a lo que buscaba – Muévete – ordenó solo una vez que reconoció el nuevo patrón de sellado, ella lo hizo, y entonces él pudo notar aquello que se ocultaba bajo el polvo  la tierra. Su brazo fuerte levantó la tapa de una bóveda, sus ojos reconocieron al instante lo sobrenatural del brillo que emanaba la nueva tierra bajo sus pies. Sonrió, de un modo que nadie le habría visto hacer antes. El sello que mantenía la estabilidad de aquello que antaño había sido considerado un peligro era incluso más sencillo “no está hecho para contener” pensó “está hecho con la arrogancia de quien quiere usarlo solo para si mismo” sentenció.

Retiró el hábito de su cuerpo, mientras su mano tocaba el nuevo sello, dibujándose en su brazo entonces los patrones de otro que harían de llave a este – Van dos… faltan cuatro – declaró mientras la luz, emanaba de la tierra iluminaba la habitación, y así, los grabados que se extendía por su brazo hasta acabar en su espalda, en donde pronto, un segundo circulo se dibujo acompañando a un primero, previamente visible a modo de tatuaje.

Todo terminaría con la facilidad con que comenzó, y pronto ambas figuras, eminentes a su propio modo abandonaron la habitación ¿tras ellos? Dejando el inequívoco símbolo de desestabilización, la liberación de un poder tan aberrante como para desatar la guerra.


• . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • .


Narrador Onmisciente — Hablo — / "Pienso"
Imágenes <3:


Senju
Jounin
Sunagakure

Award 2017 "El Misterio":



avatar
Jönin
Sunagakure

Doton


Mensajes :
696

Fecha de inscripción :
31/01/2016

Edad :
19

Localización :
Growing deep in the sand.

Ver perfil de usuario http://narutorises.foro-gratuito.es/t790-emiya-ichiro-id-2-0

Volver arriba Ir abajo

Re: 1era Trama Global; Vientos de Cambio [Crónica General]

Mensaje por Emiya Ichiro el Jue 12 Mayo 2016 - 15:28

Capitulo 7: Brotherhood ... even the evil ones have it

Entrada a la Recamara de
los Lamentos – 3:45pm

De la sangre y la carne desgarrada, los huesos astillados y órganos magullados, se las había arreglado para reformar su cuerpo haciendo uso de su habilidad. Aquella era ya la séptima vez que moría, se dijo a sí mismo, cargando el dolor de la regeneración mientras avanzaba, torpemente chocando contra las cosas y tropezando hasta caer de tanto en tanto “Era como volver a nacer” lo había descrito hacía mucho, y en cada nueva “reencarnación” tenía la oportunidad de reafirmarlo, al tener que reaprender a controlar su las funciones motoras de su cuerpo y caer en cuenta de que no sería capaz de dirigirle un informe de lo sucedido a “él” cuando lo viera. Maldecía internamente a causa de ello con cada paso.

¿Mientras? Del otro lado, la figura enmascarada de cabellos escarlata daba los últimos pasos hacia la salida de la gruta, acompañado por la morena quien aun tiritando le seguía el paso cabizbaja. Recibía atento más allá de su ubicación la información que a través del chakra se colaba en las paredes de su mente. Complacido, advertía la inútil actuación que sus semejantes con esfuerzo daban para acabar con lo que él no consideraba más que marionetas, intentando inútilmente socavar el daño colateral que la realización de su plan había dejado a su paso. Sonreía bajo la cubierta, sintiendo al unísono el escozor de la nueva marca en su espalda y con ello, la confirmación de su rotundo éxito “No tienen ni idea de a que se enfrentan” pensaba “Luchan contra el humo, cuando el incendio es en otra parte” afirmaba.

La colisión entre los tres, su encuentro, finalmente se daría en puertas de la gruta. Excavada en el subterráneo, mas descubierta desde los escombros de la reducida a ruinas oficina del Raikage, la figura del peliblanco moribundo, vestido con jirones chamuscados y supurando liquido vital por donde no habían heridas, fue la primera en hacerse notar recargada sobre los escombros – Arrghrf – gruñó, deteniendo en ese instante la inspirada avanzada del pelirrojo y despertando en el núcleo de sus orbes un atisbo de aversión. “Parece parte del escenario” seria tras advertir la familiaridad del rostro ajeno, el pensamiento que cruzaría por su mente, y que permanecería flotando junto a una chispa de nostalgia en su tono mientras le llamaba por su nombre – Lea – pronunciaría en medio de la catástrofe, reconociendo el estado en el que le habría visto en más de una ocasión para el pesar de ambos.

Avanzaría en ese momento, dejando rezagada a la morena, para hacerse frente al peliblanco y con una cercanía fraternal inclinarse a su altura - ¿Qué vez es esta? – alzaría entendido la voz en pregunta, como exigiendo sin embargo. Torpemente en su estado, quien recibía ahora el nombre de Lea habría de inclinarse para, expectante, darle respuesta – Siete – afirmaría al momento el pelirrojo, leyendo un garabato que pese a la torpeza de su trazo reconocería como el numero que su voz anunciaba - ¿Quién fue? – paciente y comprensivo, la nueva pregunta provocaría arcadas de ahogado sin sentido en su interlocutor, que le obligarían casi con dolor a forzarle al silencio con su diestra, calmando paulatinamente el arrebato. Segundos harían falta para que el esfuerzo se desvaneciese, que casi se convertirían en minutos con trazos ininteligibles sobre el polvo de escombro. Finalmente, un único dibujo traería la claridad a la peculiar conversación, mostrando al pelirrojo el símbolo de un clan que complacería la sed inquisidora del que había tejido sobre kumo la telaraña – Uchiha… Iei – declararía airado, encontrando en el resentimiento ronquera en su voz – Pagara cuando el tiempo llegue – afirmaría, deslizando en el acto sobre su hombro la extremidad del peliblanco, que como abordado por la debilidad se desvanecería al instante - De una forma u otra... - resonaría en el vació, incluso después de que su silueta, junto a las de los otros dos, desaparecieran.



• . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • .


Narrador Onmisciente — Hablo — / "Pienso"
Imágenes <3:


Senju
Jounin
Sunagakure

Award 2017 "El Misterio":



avatar
Jönin
Sunagakure

Doton


Mensajes :
696

Fecha de inscripción :
31/01/2016

Edad :
19

Localización :
Growing deep in the sand.

Ver perfil de usuario http://narutorises.foro-gratuito.es/t790-emiya-ichiro-id-2-0

Volver arriba Ir abajo

Re: 1era Trama Global; Vientos de Cambio [Crónica General]

Mensaje por Emiya Ichiro el Sáb 14 Mayo 2016 - 19:16

Epilogo

En algún lugar, en alguna parte...

- Fueron muchas las cosas que perdimos ese día – aclaró la figura misteriosa – No podemos perder lo que nunca tuvimos – recibió de su interlocutor como respuesta. Él sonrió, como pocas veces se permitía.

El pasillo era oscuro y largo, apenas con la suficiente iluminación como para ver centímetros más allá de sus narices.

- Siendo sinceros… estuvimos a punto de lograr varias cosas durante esos tres días… - siguió diciendo mientras caminaba – Fuera de las manipulaciones y discusiones sin sentido… - espetó – Yo… realmente creí… - terminó diciendo casi en forma de susurro, su mirada rozaba el suelo – No sigas – interrumpió el otro – No fuiste el único que perdió cosas ese día… - reprochó – Y yo perdí por dos – . Escuchándolo este corrigió su mirada, apretando sus labios en ese momento – Lo se… - casi al momento de pronuncias dichas palabras, fue interrumpido nuevamente – Mi hermano murió ese día, quizá por su propia irresponsabilidad, pero quiero que su asesino pague – reclamó. Un par de pasos delante de él, el otro respondió – Y lo hará… yo me encargare de que suceda – el silenció se hizo junto a la declaración, y no se rompió hasta que por fin una luz se divisó al final del túnel.

- ¿Es allí? – preguntaría la segunda voz, aun delante de él, la primera respondería asintiendo, imperceptible, en la oscuridad.

Ambas figuras finalmente emergieron de largo túnel, abriéndose paso en una recamara de gigantescas proporciones, aparentemente en algún lugar perdido de la superficie. La luz se colaba por las pequeñas aberturas en el concreto, cual ventaja sobre el inalcanzable techo. Raíces y enredaderas, como presentes desde hacía siglos, acompañaban la luz y se extendían por buena parte de las paredes. – Bonito lugar… ¿pero donde se supone que esta lo que…?  - frente a él, complacido con la pregunta la primera voz avanzó, provocando que el otro se interrumpiera a sí mismo para seguirle.

– Mira con atención – indicó, señalando la pared ahora frente a ambos, de la cual se encontraban se habrían encontrado antes separados por casi cincuenta metros. Al no hacerlo y no hallar nada, su acompañante le devolvió una mirada, que el otro respondería tanteando con su índice su pómulo derecho, ipso facto, provocando que el carmesí despertada en los orbes de este junto a una nueva mirada – Pero que dem-… – espetó, retrocediendo un par de pasos mientras su mirada avanzaba en vertical, casi dos docenas de metros antes de llegar al techo - ¿Q-Que se supone que es esto? – tartamudeó, hallando rápidamente una respuesta – Lo que nos fue legado de la generación que estuvo antes que nosotros..... para conservar la paz del mundo -




• . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • .


Narrador Onmisciente — Hablo — / "Pienso"
Imágenes <3:


Senju
Jounin
Sunagakure

Award 2017 "El Misterio":



avatar
Jönin
Sunagakure

Doton


Mensajes :
696

Fecha de inscripción :
31/01/2016

Edad :
19

Localización :
Growing deep in the sand.

Ver perfil de usuario http://narutorises.foro-gratuito.es/t790-emiya-ichiro-id-2-0

Volver arriba Ir abajo

Re: 1era Trama Global; Vientos de Cambio [Crónica General]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.