Bienvenido
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 17 usuarios en línea: 5 Registrados, 0 Ocultos y 12 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Astrid, Jirall, Narrador Rises, Ranpo Edogawa, Zero

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 65 el Dom Oct 01, 2017 3:57 am.
Últimos temas
Últimos temas
Top Sites

Shiki Topsite!
¡Regalanos tu clic por favor!
Estaciones

País del

Agua

Verano
País del

Rayo

Invierno
País del

Fuego

Otoño
País del

Viento

Verano
Región de

Iseki

Primavera
Oto

Invierno

Administración
Emiya Ichiro
Peticiones y moderaciones de combate
MP | Perfil
Seijuro Akagami
Misiones y moderaciones de combate
MP | Perfil
Adlet
Moderaaciones de técnicas
MP | Perfil
Astrid
Narraciones y diseño HTML/CSS
MP | Perfil
Tamae
Registros
MP | Perfil
Jirall

MP | Perfil
Censo
Konoha [12]
Suna [15]
Kiri [13]
Kumo [10]
Oto [13]
Renegados [0]
Akatsuki [2]
Civiles [1]
.
.
.
.
.
.
.
.
NPC´S












Créditos
Este foro de rol está basado en el mundo del manga y anime del mangaka Masashi Kishimoto, es decir, Naruto y Naruto Shippuden. La trama y ambientación del foro, si bien se basan en el mundo del mencionado autor, fueron pensadas por Emiya Ichiro y Seijuro Akagami.
Las guías y jutsus del foro fueron elaborados por el staff del foro pasado y actual basándose en la Wiki de Naruto.
Las imágenes y gráficos del foro fueron editados por Dragón, que usó las imágenes que se encuentran en las diversas páginas web como Deviantart y Zerochan.
El skin y las tablillas fueron elaborados por Astrid que ha recurrido al Foro de Asistencia y a los tutoriales de Source Code, The Captain Know Best, Glintz y Serenditipy.



Afiliados hermanos 2/4
Afiliados élite





Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los tres revolucinarios — Misión.

Mensaje por Kensuke el Lun Ene 09, 2017 12:48 am

Una vez completada la misión de proteger a la hija de un importante mercader, a Kensuke se le asignó un nuevo encargo. Sin embargo, a diferencia del otro, esta vez no trabajaría solo, pues dos compañeros de Kumogakure se unirían a él. Ni siquiera tuvo el placer de volver a casa para descansar un día, ya que uno de los mensajeros de la Nube se apareció en la posada donde había decidido pasar la noche con un pergamino. El escrito le llamó la atención, mas no gesticuló ni un atisbo de sorpresa.

Tomó sus cosas y se puso en marcha con la primera luz del alba. Tenía entendido que sus compañeras los alcanzarían en la periferia del poblado. Mientras se movilizaba por los rocosos senderos, Kensuke pensaba en el pergamino que quemó tras leerlo, más precisamente en la descripción de las tres personas que alentaban al populacho a levantarse en una revolución. Baja la palabra de un Dios desconocido lograron tener el apoyo de una parte del populacho, comenzó a preguntarse qué tan difícil sería balbucear un par de frases sobre promesas de dudosa procedencia para alentar a las masas. El don de la palabra parecía bastante útil ahora que lo pensaba bien, un dos que por desgracia no tenía pulido.

Alzó la vista al cielo usando una mano como visera para proteger sus ojos, se encontró con unas cuantas nubes surcando encima de él y el sol aún en el este, le quedaba tiempo para llegar antes del mediodía.

Con el tiempo vislumbro una depresión en el camino, supo que estaba cerca de llegar. Se detuvo detrás de unas rocas para ocultar su presencia, la distancia era idónea para observar examinar a los aldeanos. Observó un pequeño tumulto de gente reunida cerca de lo que parecía un templo en construcción, y alcanzó a ver a un hombre vestido completamente de blanco, quien parecía llevar la voz cantante del grupo. Se quedó allí, escondido y estudiando lo que pasaba.

Misión:
• Misión: Los 3 revolucionarios
• Descripción: Tres entidades han aparecido en los alrededores tu país, estableciéndose en uno de los pueblos de la zona. Estos, además de tener un aire oscuro, incitaron a la revolución en innumerables ocasiones, predicando tras el nombre de un dios desconocido para los habitantes de allí. Algunos han intentando silenciar sus palabras, pero han terminado heridos o inconscientes. Sin embargo, lo peor de esta situación es que han logrado conseguir a ciertos pueblerinos y estos siguen ciegamente las palabras que están predicando. Se te ha encomendado tomar medidas en el asunto, impedir que el movimiento revolucionario continúe sin lastimar a ningún civil. Se sabe que la causa de todo lo ocurrido son los tres sujetos que llegaron de repente, tu trabajo es encargarte de ellos. Sin embargo ten cuidado, uno es experto en el uso de la espada y en esgrimirla con una sola mano. Otro es experto en los golpes cuerpo a cuerpo y poseedor de una gran fuerza bruta y finalmente el tercero, posee una habilidad envidiable con armas arrojadizas y vive bajo el lema de "Donde pongo el ojo, clavo el kunai"
• Requisito: 95 Líneas (Arial 12, Hoja A4 en Word)
• Recompensa: 4500 Ryos .

avatar
Chünin
Kumogakure

Raiton


Mensajes :
24

Fecha de inscripción :
05/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los tres revolucinarios — Misión.

Mensaje por Tobami Asahi el Lun Ene 09, 2017 4:45 am

No encontrar un rival semejante para hacer a uno sufrir, ponerse nervioso es quizás la desesperación más grande que un sujeto como ella podía tener.
La criaron como un ser despiadado, su padre adoptivo había sido un sujeto muy duro con todo el escuadrón de hijos que había tenido, entre ellos Tobami quizás la más débil de todos pero la que tenía una fuerza de voluntad increíble.

Sin embargo, todo el tiempo invertido en duros entrenamientos había hecho de ella un monstruo insaciable de sangre que participaba de lo que fuera con tal de encontrar un poco de placer, un sentimiento probablemente que le hiciera latir un corazón seco, congelado por un hielo de piedra que jamás vería la luz.


Estoy hecho mierda, no voy a poder colaborar en tus próximos entrenamientos, entrenas casi las veinticuatro horas del maldito día Asahi ―. Una joven chica de cabellos claros golpeaba un árbol que estaba marcado por los golpes, sus manos sangraban un poco pero eso no le importaba en absoluto, miraba con seriedad y sin perder la concentración el objetivo que tenía en frente.

¡Detente por favor! Ya hasta te lastimaste los puños, vámonos a casa, es una orden ―. El silencio por parte de la femenina era notable, pronto sintió una vibración en el aire y se detuvo bajando los puños ¿Qué sucedió? El joven de rubios cabellos que la acompañaba miro hacia todos lados ¿Por qué se detuvo? No podía entender sus actitudes, empezaba  a creer  que la chica padecía de algún trastorno o algo así.


Cuando el silencio finalmente se corto, fue por una brisa suave que movió las hojas del árbol, arriba Asahi alzo la vista y pudo visualizar una forma, era claramente un ninja de la aldea, probablemente alguien del alto mando ¿enserio? Lo duro ¿Qué desearía alguien del alto mando allí? En ese basurero de campo de entrenamiento.


Señorita Asahi, mi deber como oficial es entregarle esta encomienda. Se requiere su asistencia urgente, es una misión de alto grado ―.  Recibió un pequeño pergamino con una breve información de lo que tenía que hacer, era algo importante y tendría dos compañeros más ¿compañeros? No quiso creer que serian esa gentuza de nuevo pero era lo que tocaba.

Esta bien. Voy a asistir ¿es hoy verdad? ―cuando alzo la vista nuevamente la mujer ya no estaba, había desaparecido y su acompañante ya se había retirado también, miro la hora por el sol y suspiro, ya era hora de irse y pronto seria el almuerzo.  


Más tarde, después de haber preparado todo, se dirigió a lo que sería la localización del inicio de la misión, un pequeño pueblo mugriento donde no había más que gente pobre y trabajadores de minas, pescadores y algún que otro agricultor, sin decir que en ese lugar también habían algunos rostros bandidos y quizás gente que vivía de la limosna de otros.  Cuanta degeneración ante sus ojos, cuanta pobreza y malos hábitos aceptados así porque si, cuanta gente mediocre y fácil de complacer con porquerías.

Finalmente, una vez ella encontró un puesto donde alimentarse para el almuerzo, pudo visualizar en una plaza un grupo de gente, gente que coincidía con los de la secta ya mencionada en la descripción de la misión. No había podido encontrar o tener contacto alguno con los sujetos desconocidos que estarían aliados a ella en ese caso, sin embargo no le importo nada y se puso a almorzar mientras vigilaba a los locos religiosos.  «Estos locos ¿de dónde salen?» pensó preguntándose así misma mientras notaba como aparecían más seguidores que claro está, eran simples civiles.
En el frente, tres sujetos vestidos de blanco guiaban a la gente, parecía que se iban a un área alegada de la zona comercial, parecía un campo abierto, quizás alguna montaña o lo que fuera ¿Qué dios era aquel? Pronto la curiosidad corrompió a Tobami, quien dejo su almuerzo a medias y salió a continuar descubriendo de lo que se trataba todo el alboroto.

avatar
Genin
Kumogakure

Raiton


Mensajes :
10

Fecha de inscripción :
27/12/2016

Edad :
23

Localización :
Todos lados.

Ver perfil de usuario http://narutorises.foro-gratuito.es/t845-expediente-tobami-asahi

Volver arriba Ir abajo

Re: Los tres revolucinarios — Misión.

Mensaje por Tamae el Mar Ene 10, 2017 12:17 am

Las aves canturreaban en una vieja casona, donde solamente eran calladas por el sonido de una flecha que rompía el viento y pegar en el blanco, era una joven de cabellos purpuras que entrenaba con el arte de la arquería, meditando y relajando su mente. A lado de ella se encontraba una anciana que le observaba detenidamente, como tomaba de nuevo una flecha, recolocándola en el arco, estirando aquella cuerda, sonando los pequeñas laminas de bambú doblarse.
- aun dudas cuando tiras del arco ...- Dijo la anciana, que mantenía atenta aquel movimiento de sus brazos, que daba pequeños temblores -Tienes diez años con la arquería pero aun no puedes limpiar tu mente, para estar en sintonía- Termino, cerrando sus ojos y negando con su cabeza.

Un suspiro.. un suspiro pesado de la joven, no queriendo responder a su abuela - Una persona como yo, que es inquieta no le van las fiestas del Te-  Dijo para volver a tomar otra flecha, para volver a tirarla, pero esta vez tenia ciertas molestias.

-No haz podido limpiarte de  esos pensamientos, si quieres mejorar debes de dejar de dudar, eres orgullosa a tu manera, pero si no puedes mantener la calma con una simple meditación como piensas en seguir adelante- Comento la anciana levantándose, quejándose al no poder mover con dicha facilidad sus rodillas e irse.

-Debo tener el cuerpo relajado y extendido - Suelta la flecha mientras susurraba aquello, cayendo sin impulso a unos 2 metros de ella, -¿Que es lo que quieres? - Comento mientras caminaba hacia el patio y recogía de nuevo aquella flecha, observando hacia el techo de la casona, encontrándose con un ninja de kumo, el hombre bajo y entrego aquel pergamino a la joven. Solo dándole información básica del asunto.

-Tendré compañía....- Dijo sin mas, para prepararse y dejar aquel arco en su lugar. Solo llegando a las afueras de la aldea, manteniéndose lejos del camino principal... aunque .... no entendía en donde se tenían que encontrar con sus "compañeros" -Creo que llegare mas tarde ..de lo que pensé-

off: Hace tiempo que no roleo >.< así que pido disculpas por ser algo pobre!

avatar
Jönin
Kumogakure

Raiton


Mensajes :
133

Fecha de inscripción :
02/01/2017

Localización :
Kumogakure

Ver perfil de usuario http://narutorises.foro-gratuito.es/t866-expediente-tamae-guraik

Volver arriba Ir abajo

Re: Los tres revolucinarios — Misión.

Mensaje por Kensuke el Miér Ene 11, 2017 12:42 am

Suspiró detrás de la protección que le daban aquellas rocas que ocultaban su presencia. Si bien continuaba vigilando al grupo reunido a las afueras del templo, poco o nada podría hacer si seguía de espectador. Giró la vista para ver el camino que tenía a sus espaldas, con la leve esperanza de encontrarse con alguna de sus dos compañeras, pero hasta el momento nadie parecía acercarse a su posición. Volvió a mirar al populacho alentado por los tres hombres que predicaban la palabra de una deidad falsa. Sentía la curiosidad latente en su cabeza por averiguar cómo había logrado reunir a tanta gente.

—No me puedo pasar el día esperando detrás de unas rocas, tengo que saber cómo lo lograron. —Murmuró para sí mismo. Aún de cuclillas, concentró el chakra necesario y ejecutó una técnica para crear una réplica exacta a él. El verdadero se puso de pie, dispuesto a acercarse. No hacía falta darle una orden al clon, pues eran la misma mente.    

Descendió por el sendero que estaba cerca de su posición. Un camino rudimentario forjado sobre la pendiente que cubría a la aldea. Bajó la mirada para ocultar su rostro, su vestimenta se basaba en el conjunto básico de Kumogakure, un conjunto de dos piezas de color azul marino, sin el chaleco táctico, algo simple para no llamar la atención. Sin embargo, su rostro no era conocido por allí, y quizás alguien podía comenzar a preguntarse quién era aquella persona que nunca antes había visto y se paseaba por las calles.

Caminó como alguien más del montón, lento y sin prisas para pasar desapercibido. Le quedaba poco para llegar al punto donde estaban reunidos sus objetivos, y poco a poco las voces de estos comenzaban a escucharse con mayor claridad.

—¡Dios vela por nosotros, nos defiende de la oscuridad que se está apoderando del mundo! —Promulgaba uno de los tres que estaba vestido de blanco con una voz fuerte e imponente, seguro de sí mismo y sus creencias—. ¡Pero hay quienes se oponen a su infinita sabiduría, infieles, paganos! ¡Nosotros somos sus sacerdotes, hablamos por él en esta tierra, y es nuestro deber llevar su palabra a cada rincón del mundo! —Alzó los brazos con las palmas abiertas al cielo, al tiempo que la muchedumbre coreaba sus palabras—. ¡Hijos nuestros, necesitamos de sus donaciones para poder extendernos, necesitamos de ustedes para que la palabra de nuestro Dios todopoderoso llegue a todos sus hijos!

«Me lo suponía.» Pensó Kensuke, camuflado entre el montón de gente estimulada por el discurso del sacerdote. Ahora solamente restaba unirse a sus compañeras y asesinar a esas tres personas.

Técnica:
Raiton: Kage Bushin {Elemento Rayo: Clon Sombra}

avatar
Chünin
Kumogakure

Raiton


Mensajes :
24

Fecha de inscripción :
05/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los tres revolucinarios — Misión.

Mensaje por Tobami Asahi el Jue Ene 12, 2017 12:39 am

Pobre gente con sus sonrisas artificiales, no le quedaban ganas de detenerlos, realmente ella estaba muy asqueada de ver tanta hipocresía junta en un solo lugar.
La gente cantaba, seguían a tres falsos profetas que nunca cambiarían el mundo y aquel dinero iría todo a un sucio bar de bebidas fuertes. ¿Dónde está el verdadero dios? ¿Acaso estamos solos en este mundo? ¿Qué es la vida y que somos nosotros dentro de estos sacos de mierda? Solo estamos para ensuciar la tierra con nuestra degeneración.
Le rodeaban mentalmente muchas palabras, no hacía más que torcer la boca y fruncir el ceño mientras observaba la escena «Cerdos débiles, se merecen morir como en el matadero» la lengua de Tobami escupía veneno putrefacto de solo abrirse y era por esa misión que le alzaría un poco la economía, por esta bendita misión no lo hacía por supuesto, se contenía ante todo pues la podría arruinar con armar una rebelión, pero habiendo tanta gente disponible en su contra, incluso sin habilidades del ninjutsu, toda esa muchedumbre probablemente la mataría.


«Debo contenerme, debo contenerme, debo contenerme…» se mencionaba una y otra vez en su interior, pronto a la distancia y esta era bastante entre tanta gente, visualizo a un joven shinobi de Kumogakure ¿sería uno de sus compañeros? Recordó tener en cuenta que eran un masculino y una femenina por supuesto.
El joven pronto se perdió de su campo visual, Tobami entendió que entre tanta gente esto era muy probable por lo que le seguiría de cerca sin revelar aun su identidad ¿y si se equivocaba? A veces solía pasar y el trió no se había conocido de antemano, era en parte desventajas para los tres.


Cuanto más se adentraba entre la multitud, las voces de los tipos se escuchaba más clara, profecías y mas profecías, hablaban de un nuevo mundo, una generación aparte de las manchas del ninjutsu ¿desde cuándo ese arte era maligno u demoniaco?
La albina solo caminaba hasta que se encontró en un punto perfecto, visualizaba al muchacho con la vestimenta de Kumogakure y así mismo no estaba tan lejos de el, pronto volvió a avanzar y se paró a un lado del masculino sin quitarle claro,  la mirada a los tres sujetos que estaban adelante, habiendo ya esquivado a unas cuantas personas embobadas con los pervertidos esos.

Vaya alboroto se armo aquí ¿no es verdad? ¿Qué clase de dios profano cree que sea este? —Su voz sonaba cálida, elegante y tranquila que presenciaba claramente un tono tranquilizador de algún modo. Solía ser así con los desconocidos a pesar de que esta no era su verdadera forma de ser.

Esperaba que alguien de la turba reaccionara y comenzara a atacar a los sujetos, si alguien se rebelaba en contra del trió probablemente sería buen momento para actuar. Hasta entonces nadie lo hizo, cuando comenzaron a pedir dinero, ella llevo la mano a su bolcillo y saco una moneda «voy a darles esto a lo ultimo y podre quizás probar a estos tipos» planifico mentalmente, probablemente el plan cambiara a pocos minutos de haberlo creado ¿pero que mas podía hacer? Sus compañeros al parecer no habían asistido al trabajo.


Al momento de que algunas mujeres se acercaban a los sujetos, estos recibían el dinero de ellas y le miraban los pechos lascivamente. —Bautíceme señor, bautíceme —decía una de forma despavorida, el hombre le tomo por el brazo y la hizo ponerse detrás de ellos.

Hoy nuestra más fiel seguidora será bautizada, créanme que ver esto será de gran beneficio
para todos
—por su parte Asahi se cruzo de brazos mirando la escena, todo parecía estar yendo por buen camino y pronto haría escupir los dientes a los sujetos.

avatar
Genin
Kumogakure

Raiton


Mensajes :
10

Fecha de inscripción :
27/12/2016

Edad :
23

Localización :
Todos lados.

Ver perfil de usuario http://narutorises.foro-gratuito.es/t845-expediente-tobami-asahi

Volver arriba Ir abajo

Re: Los tres revolucinarios — Misión.

Mensaje por Tamae el Dom Ene 22, 2017 1:56 am

Había llegado ya a la zona, donde los aldeanos estaban atentos a cada palabra del predicador, la joven de cabellos purpuras se movía entra la gente, no antes sacando un pequeño papel inscrito con la palabra “suerte”, por el momento no se disponía, solo escuchar.

Le daba lastima aquella escena la gente estafada con falsas promesas, no podía decir mucho cada quien podía creer lo que quiera, pero estafarlos era algo que siempre lo vería de mala manera. Veía alrededor, dos personas resaltaban, por sus ropas se podía notar que no eran de la misma aldea, podían ser los que supuestamente iban ser mis compañeros, hasta llegar al frente donde aquellas mujeres se….. ¿estaba ofreciendo? Oh no! Solo eran mujeres humildes que serían despojadas de su dignidad

Me aleje un poco más del trio, dejando caer alrededor de la zona pequeños hojas, unos sellos de inmovilidad, pero en ciertos puntos donde era raro que la mayoría pisara. Volvió a meterse entre la gente, para gritar –Son falsas promesas-dijo con una voz ronca -No estoy segura, mira como las mira- modulando una voz con murmullos , simulando que era uno que otro aldeano que dudaba de ello, no era sensato pero preferiría que entre los mismos dudaran de ellos.


off: pido disculpas ando fuera de mi ciudad, mudándome y me cuesta conectarme, no tengo inter u_u ..puse en ausencias.

avatar
Jönin
Kumogakure

Raiton


Mensajes :
133

Fecha de inscripción :
02/01/2017

Localización :
Kumogakure

Ver perfil de usuario http://narutorises.foro-gratuito.es/t866-expediente-tamae-guraik

Volver arriba Ir abajo

Re: Los tres revolucinarios — Misión.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.