Bienvenido
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 65 el Dom Oct 01, 2017 3:57 am.
Últimos temas
Últimos temas
» afiliación normal - laderniecroisade
Jue Abr 19, 2018 1:24 am por Invitado

» a resucitar el foro (again :v)
Jue Abr 19, 2018 1:15 am por Jirall

» Other World - Afiliación Normal
Lun Abr 16, 2018 8:54 pm por Invitado

» Silent Oath ~Rol B.L.~ (Afiliación Élite-cambio de botón)
Dom Abr 08, 2018 12:40 am por Invitado

» [Normal] TOKYO CRUISE
Miér Mar 28, 2018 8:43 pm por Invitado

» AnimeeRender / Afiliacion Normal
Dom Mar 18, 2018 12:23 pm por Invitado

» Silent Oath ~Rol YAOI~ (Afiliación Élite)
Miér Feb 28, 2018 11:51 am por Invitado

» El Mejor Rol de Naruto ERN3 [Elite]
Vie Feb 16, 2018 10:00 pm por Invitado

» Krahe University +18 [NORMAL]
Jue Feb 08, 2018 3:41 am por Invitado

Top Sites

Shiki Topsite!
¡Regalanos tu clic por favor!
Estaciones

País del

Agua

Verano
País del

Rayo

Invierno
País del

Fuego

Otoño
País del

Viento

Verano
Región de

Iseki

Primavera
Oto

Invierno

Administración
Emiya Ichiro
Peticiones y moderaciones de combate
MP | Perfil
Seijuro Akagami
Misiones y moderaciones de combate
MP | Perfil
Adlet
Moderaaciones de técnicas
MP | Perfil
Astrid
Narraciones y diseño HTML/CSS
MP | Perfil
Tamae
Registros
MP | Perfil
Jirall

MP | Perfil
Censo
Konoha [0]
Suna [0]
Kiri [0]
Kumo [0]
Oto [0]
Renegados [0]
Akatsuki [0]
Civiles [0]
.
.
.
.
.
.
.
.
NPC´S












Créditos
Este foro de rol está basado en el mundo del manga y anime del mangaka Masashi Kishimoto, es decir, Naruto y Naruto Shippuden. La trama y ambientación del foro, si bien se basan en el mundo del mencionado autor, fueron pensadas por Emiya Ichiro y Seijuro Akagami.
Las guías y jutsus del foro fueron elaborados por el staff del foro pasado y actual basándose en la Wiki de Naruto.
Las imágenes y gráficos del foro fueron editados por Dragón, que usó las imágenes que se encuentran en las diversas páginas web como Deviantart y Zerochan.
El skin y las tablillas fueron elaborados por Astrid que ha recurrido al Foro de Asistencia y a los tutoriales de Source Code, The Captain Know Best, Glintz y Serenditipy.



Afiliados hermanos 2/4
Afiliados élite





Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Y cuándo salimos? |Baile Rojo de Navidad~|

Mensaje por Ranpo Edogawa el Jue Ene 12, 2017 11:01 am

Él adoraba viajar, amába viajar. Podría vivir de viaje en viaje todos los días de su vida, pero nada como esto. Su visita a Tomodachi fue para nada cómoda, regresó muy desilusionado de ese paraíso, quizá no los problemas que se presentaron, menos por la mala atención, pero si por la mala comida. ¡RAYOS!, pero que terrible comida sirven en ese lugar. Insípida, parecía como que si le escupieran a la comida. A pesar de que Ranpo se comportó muy mal con ellos, no podía ser posible. Era gente de ética… Volviendo a lo que corresponde; era muy temprano por la mañana, quizá rosarían ser las seis de la mañana, el sol apenas pensaba en asomarse, no se le veían muchas ganas. La temperatura permanecía baja, pero no llovía. En el ambiente sólo se podía apreciar el leve rocío que deja la mañana. Las luces en las casas encendían con timidez, una tras otra quizá con unos leves minutos después. El cielo se veía bastante nublado, y a pesar de, no había llovido en toda la noche. Una extraña carta se coló por su puerta, él vio el proceso, detalló todo, incluso la sombra que desapareció oculta detrás de las persianas de las ventanas. La carta estuvo allí un buen rato, no se dignó a levantarse sino hasta pasadas unas horas.

La cama de la habitación del pelinegro estaba justo frente a la puerta y diagonal a la cocina, que estaba justo al lado de la entrada. La noche anterior se había atiborrado de comida y le había atacado el insomnio, pero tenía la mente en blanco y no lograba enfocar sus pensamientos correctamente. Pasó la noche en vela y, esperando un suceso inesperado, lo único que ocurrió fue un mensaje que definitivamente y valiendo la redundancia, no esperaba recibir. No quería saber de qué se trataba, no quería siquiera imaginar que eran más trámites burocráticos de parte del gobierno central, estaba cansado de ellos. ¿Familia? No tenía familia. ¿Amigos? Chojuro vivía en la misma zona, y los demás tuvieron trágicas muertes. ¿Cartas del más allá? Dos, por favor.

Se levantó con mucha pesadez. Tomó la carta del suelo, la llevó al pequeño comedor que estaba en la cocina, acercó la silla, se sentó y… allí se quedó dormido al menos una hora. Despertó sobresaltado, un sueño cayendo. Bajó su mirada y vio la carta otra vez, intacta. Asomó su brazo para buscar en la dispensa (así de cerca…) un cuchillo con el que abrir la carta. Al sacar el papel, empezó a leer. No era muy explícito, pero sí bastante claro. Debía viajar otra vez. Sí, otra vez, por eso es tortuoso el comienzo. Lo único que su estado somnoliento le permitió fue dejar caer su frente y golpearla contra la mesa, lo que le permitió dormir unos treinta minutos más. Al levantarse nuevamente ya el sol le cegaba al pegar de su ventana y traspasar la protección que las persianas ofrecían. Se preparó, bañó y vistió para la ocasión. No tuvo que hacer la maleta, ya estaba hecha, tan sólo sacar la ropa sucia. Salió de su habitación sin importarle revisar si cerró o no cerró. Llevaba su respectivo blazer, sus herramientas y su poncho encima cubriendo todo. Empezó a caminar vía la salida de la capital. Supuestamente algunos carros los esperarían allí, así que probablemente tendría que esperar… aprovecharía para echar un sueñito. ~


avatar
Jönin
Kirigakure

Fuuton


Mensajes :
162

Fecha de inscripción :
03/04/2016

Edad :
22

Localización :
En tu corazón.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y cuándo salimos? |Baile Rojo de Navidad~|

Mensaje por Chojuro el Jue Ene 12, 2017 11:06 pm

La habitación oscura, fría, desolada. Al fondo se puede observar la silueta de una vieja cama bien tendida, perfectamente alineada con el borde de una de las paredes que componen la casa y que por su aspecto no ha sido usada en varias horas, inclusive días. Son pocas las cosas que se pueden ver adornar aquel solitario hogar, la mayoría alineadas unas con las otras con una sincronía casi admirable. Al pie de la puerta yace un sobre completamente blanco con lo que obviamente sería una carta dirigida al ocupante de dichos aposentos, es tarde y parece que pronto las luces de las casas comenzarán nuevamente a iluminar las calles de la ciudad de metal. La niebla un poco más espesa de lo normal cubre el entorno, pocas son las personas que se pueden observar a través de las ventanas caminar por fuera de la casa, mientras tanto lentamente la perilla de aquella choza comienza a girarse con lentitud, detrás, una sombra cubre el pequeño espacio entre la puerta y el suelo, lentamente se escucha el crujir del metal abrirse mientras la figura por fin se muestra, acomoda con cuidado larga túnica blanca mientras deja reposada contra el costado la gran espada que le caracteriza, Hiramekarei. Más antes de que pueda si quiera cerrar la puerta, al primer paso dentro del sitio, un peculiar sonido le hace bajar la vista al suelo, notando ahí aquel papel contra la madera. Sin pensarlo toma aquella carta y aún en la puerta la abre con sumo cuidado. Mientras su vista se pierde en las letras de aquella invitación continua con su avance, cierra la puerta con cuidado y termina con su lectura. Un viaje es lo que le ofrecen, duda por un segundo en aceptar, acaba de terminar con una misión y su regreso fue duro, preferiría descansar antes que embarcarse en una nueva aventura, por lo que antes de lanzarse a dormir contra su cama decide consultar con la única persona en la que hasta ahora puede confiar. Arruga un poco la hoja entre sus manos y sin más sale de aquel sitio directo hasta la casa de su ahora amigo, Ranpo.

Una vez llegado hasta el sitio predilecto toca un par de veces a su puerta, más no hay respuesta alguna, ¿acaso está dormido cómo suele hacerlo durante todo el día? Quizá, así que antes de continuar con sus acciones inútilmente simplemente abre la puerta con cuidado esperando ver a su compañero flojeando como de costumbre, más no hay nadie, solitario, un par de cosas tiradas digna de una mente como la de él, platos de comida sin lavar contra la mesa y ropa sucia contra el frío suelo muy cerca de su cama. Al parecer él no está en casa y por el aspecto interno de la misma salió con rapidez. O tal vez es solo bastante  desordenado. Soltó un suspiro decepcionado y salió de aquel sitio. De regreso a su casa observando con curiosidad aquel sobre se preguntaba si debía emprender dicho viaje solo, o tal vez y solo tal vez su amigo habría recibido aquella invitación al igual que él y ya estaba en camino a la ceremonia. Aún en las calles se detuvo a meditarlo un segundo, no tenía nada que perder o ganar, por lo que una vez de vuelta tomó una pequeña maleta no más grande que cualquier mochila ninja y guardó algunos atuendos dentro de la misma. Sin más tomó el equipaje y antes de salir acomodó con cuidado sus armas, la mayoría espadas incluyendo Hiramekarei, y cerró con llave la puerta pues no deseaba ningún intruso en su ausencia. Su cuerpo se sentía raro, más ligero, después de tanto tiempo se había acostumbrado a llevar siempre consigo aquel gran filo y aprovechando que en ésta ocasión no la llevaba consigo tomó un poco de impulso y de un salto avanzó con rapidez contra los tejados de las casa directo a la salida de la villa en donde según las instrucciones carruajes aguardarían a aquellos que asistieran a la gran fiesta, los llevarían hasta el puerto y ahí un barco privado los llevaría muy cerca del país de la tierra. Sin duda alguna sería un largo viaje, más aquella era una buena oportunidad para salir de su territorio y conocer las maravillas que aquel mundo podría ofrecer.

avatar
Jönin
Kirigakure

Suiton


Mensajes :
330

Fecha de inscripción :
02/02/2016

Ver perfil de usuario http://narutorises.foro-gratuito.es/t239-chojuro-id

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y cuándo salimos? |Baile Rojo de Navidad~|

Mensaje por Seijuro Akagami el Vie Ene 13, 2017 2:21 am

Seijuro Akagami, señor feudal y propietario de todo aquello establecido en un extenso trozo de tierra dentro de la isla que se hace llamar país del agua, empero antítesis de su símil de la tierra cuyo poder no era sólo económico como el de la familia del dragón sino también político << Y quien sabe de qué tinte más… >> De cierto modo sentía envidia  el Terumi era incapaz de contener la curiosidad por el tal Kitsunobi cuya identidad era desconocida para propios y extraños, pero que de todas formas se las supo arreglar para organizar a las distintas naciones en un evento que sugería paz pero auguraba caos desde la perspectiva pesimista de Akagami cuya confianza en intenciones ajenas escaseaba. ¿Cuanto demoraría todo en desmadrarse? << Estos países y villas han estado en guerra durante años… ¿de verdad creen las sombras que todos esos rencores serán dejados de lado por ser navidad? No lo creo, en este momento están planeando su siguiente jugada, pero ¿Cuales son mis cartas? >> Jugaba con un mazo de naipes y sus hermanos lo contemplaban con gesto curioso, la expresión de Sei era aristocrática, sería, casi inexpresiva pero aquellos que lo conocen saben de su afán. Los naipes iban de una mano a otra, los entreveraba sin patrón o orden establecido ninguno bajo la atenta mirada de su sangre hasta que se decide a remover dos meras cartas del susodicho montón que daría vuelta de modo horizontal, al hacerlo pronunció las palabras - ¿Todo rey necesita una reina? No se trata creer en el tarot, es sólo un juego… - Indicó a sus hombres de confianza ¿Cuánto de ello es la verdad?

Minutos después dejó la residencia de los Akagami, el exterior deparó nubarrones y niebla, la nieve se había esfumado y por ende ya no habría molestas canas en la larga cabellera besada por el fuego del joven Jonin. Sus ropas eran las acostumbradas, larga capa rojiza bordeada con dorado en los bordes, encargada de cubrir de manera distinguida su espalda y cuello, placas que hacen alusión al rey de la selva - símbolo familiar por excelencia - ceñidas sobre los hombros, llevaba una muda más de ropa en su valija donde cargaba también con otras pertenencias de importancia para el trayecto que desde el puerto de la región emprendería en aquellos peculiares buques ruidosos más sumamente rápidos construidos a base de una nueva tecnología denominada ‘a vapor’, progreso sumamente intrigante a ojos de Seijuro.

Aquello era una tarea, un evento al que por deber habría de asistir, tal vez el número mil, bailes de etiqueta, cenas protocolares, y reuniones diplomáticas tuvo que atravesar desde su mera infancia hasta volverse prematuramente cabeza de familia hasta llegar el presente. No obstante hoy día se encontraba un tanto más emocionado y expectante, con un claro objetivo que cumplir y no se iría de la República de la Tierra sin verlo cumplido, cierta chispa emana desde sus orbes teñidos de bermellón, en apariencia de todas maneras o en su postura no existe gran cambio apreciable hasta subirse a aquella  donde la compañía aparecería figuró exagerada a pesar de no constituirse exactamente por una muchedumbre.

• . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • .




avatar
Jönin
Kirigakure

Doton


Mensajes :
206

Fecha de inscripción :
14/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y cuándo salimos? |Baile Rojo de Navidad~|

Mensaje por Adlet el Vie Ene 13, 2017 4:03 am

-Ven Shinnri, es hora de comer- Ante aquellas palabras se escuchó un pequeño tintinear proveniente desde el salón, seguido por el sonido de unas pequeñas patas sobre la lustrosa madera del suelo. Segundos después aparecía cerca de sus pies una pequeña gatita de pelo atigrado y con unos grandes ojos de color gris que observaban el compás de sus movimientos en busca de que le dieran su plato de comida. El ninja observándola con cariño, se arrodillo y coloco ante ella un plato con un poco de alimento para gatos que no tardó en ser atacado por aquella pequeña fiera- Veo que tenías hambre- Le hizo un par de caricias detrás de las orejas y fue en dirección al living donde lo espera su propia comida. De camino hacia la mesa pudo ver un sobre a unos centímetros por delante de la puerta, seguramente alguien la había pasado por abajo mientras se hallaba cocinando. Curioso ante aquello la tomo, una vez en la mesa utilizo uno de los cuchillos de la comida para abrirla y leer su contenido. Quedo bastante sorprendido cuando se dio cuenta que se trataba de un baile que se realizaría en el país de la tierra y que invitaba a cualquiera a que asistiera al mismo siempre y cuando tuviera ropa de gala y una máscara que ocultara su identidad- ¿El país de la tierra? Eso queda un poco lejos…- Haciendo memoria de cómo era el mapa global y se dio cuenta que el viaje era realmente largo ¿Valdría la pena solamente para asistir a una fiesta? Puede que sí, seguramente hubiera mucha gente y conocería a alguien con quien pasar el rato, además cambiaria de aires por un tiempo y eso no le venía mal a nadie, además sería la primera vez que se iba tan lejos de su tierra natal- Ya fue, seguramente sea divertido- Pronuncio con una sonrisa mientras dejaba de lado la invitación y partía armar sus maletas para el viaje de la mañana, pero antes de ellos debía de dejarla la suficiente comida para que su mascota no se muriera de hambre y sed mientras estaba ausente ya que no sabía cuánto tiempo estaría ausente- Shin, te dejare la bolsa de alimento abierta y un enorme bidón de agua, si tienes algún problema ve a molestar al vecino de arriba que siempre es bueno contigo cuando no estoy, tu dueño tiene que prepararse para una fiesta-.

Eran las seis de la mañana cuando finalmente salió de su hogar cargado con una maleta de tamaño medio y cerraba detrás suyo para que nadie se le metiera a la casa mientras no estaba. Haciendo un esfuerzo bastante grande bajo el equipaje por las escaleras y salió del edificio, disfrutando finalmente la fresca brisa de la mañana que le hacía tan bien después de haber sudado tanto bajando por las escaleras. Mientras comenzaba a avanzar por las calles, siendo que a esa hora se encontraban prácticamente vacías, se puso a pensar que tal vez durante el viaje podría de seguir entrenando aquel pequeño e interesante poder que descubrió unos días atrás mientras estaba en una de las misiones. Cuando finalmente subió al barco, aun un tanto dormido, se percato de que no eran demasiadas las personas que viajaban con el y eso le llamo la atención, después de todo prácticamente aquel sujeto había invitado a cualquiera que tuviera ganas pero cumpliera las normas de etiqueta ¿Acaso seria peligroso? Pues lo comprobaría una vez que estuviera en la fiesta.

• . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • . • .





Hablo - Narro - "Pienso"

avatar
Tokubetsu Jönin
Kirigakure

Doton


Mensajes :
379

Fecha de inscripción :
09/01/2017

Ver perfil de usuario http://narutorises.foro-gratuito.es/t951-expediente-ninja-adlet-

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y cuándo salimos? |Baile Rojo de Navidad~|

Mensaje por Saiga el Vie Ene 13, 2017 6:00 am

El Rubio no habia estado quieto ultimamente, pues desde que llego a ser Gennin termino por buscar formas de seguir teniendo misiones o similares, por mas estupidas y tontas que fueran, desde pasear simplemente a algunos animales o similar, hasta otras igual de basicas y tontas como ir a entregar recados, de igual forma y como fuera, a poco podia aspirar el rubio, despues de todo y como dijo antes, era nada mas y nada menos que un simple Gennin de Kirigakure, pero aun asi tenia una pequeña "pizca" de fue a que en algun momento podria llegar a hacer algo completamente diferente de lo usual, ¿que cosa?, honestamente no lo sabia pero esperaba que fuera un poco mejor que casi cualquier cosas que usualmente tenia como mision en la aldea, aunque de nueva cuenta, no podia alegar mucho de ello por lo anteriormente dicho.-Bueno, vamos que hay de nuevo por estos lugares, aunque creo que seguira igual.-Mencionaria para si mismo el rubio mientras que ingresaba a la respectiva zona donde se entregaban misiones usualmente a los Ninjas de la Aldea, aunque en aquellos momentos se encontranba Inusualmente en silencio, ademas de que las personas que, de igual forma de forma inusual estaban ahi, realmente en aquellos momentos o, no estaban todos, o simplemente unos cuantos habia terminado por llegar e ir a trabajar en aquel dia, ¿quien lo hubiera pensado?,  muchas ideas se le podria ocurrir a el Rubio como posibles justifiaciones de lo que podria estar haciendo en aquellos momentos, o de lo que no podrian estar haciendo.


Sin embargo, la unica persona ahi presente le mirara con leve sorpresa, para posteriormente acercarse hasta donde estaba el y entregarle lo que parecia ser una especie de carta, para posteriormente y sin decir nada de igual forma, se marcharia de ahi. Al rubio le tomaria unos cuantos segundos salir de la sorpresa, para posteriormente y con curiosidad, abrir el sobre de, aquella aparente carta. Guiado por la curiosidad, comenzaria a leer con prisa aquella carta, hasta terminar por leerla, aunque hecho ello se detendria unos cuantos minutos, re-leyendola otra vez, para asegurarse que no fuera un error, siendo que realmente no seria de aquella forma. Por lo que despues de rascarse un poco la cabeza, terminaria por partir de forma rapida a su casa, donde comenzaria a tomar algunas cuantas ropas y una mochila, donde guardaria la misma y sin mas, partiria fuera de su casa hacia donde es que se le habia "citado". Quizas esa seria una gran oportunidad para el Rubio, por lo que sin duda terminaria por ir a esa dichosa "fiesta" en el Pais de la Tierra, no sabia muy bien donde quedaba, por lo que simplemente se guiaria con una especie de mapa para darse una idea.-Bueno, veamos que tal va-Mencionaria por ultimo, para terminar por llegar a lugar donde es que les comenzarian a llevar hasta el lugar de la fiesta, mucha gente parecia estar reunida ahi, por lo que sin duda, aquella especie de fiesta si que seria algo realmente grande.

avatar
Genin
Kirigakure

Doton


Mensajes :
40

Fecha de inscripción :
08/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y cuándo salimos? |Baile Rojo de Navidad~|

Mensaje por Rita Rosenzweig el Vie Ene 13, 2017 6:35 am

Confiada en sus capacidades y también en sus formas de ver la vida. La mujer de cabellos verdes desde que se había graduado de Gennin, muchas cosas habían cambiado para su vida, en muchos aspectos claros. Primero que todo, ahora tenía una especie de “trabajo estable” que le hacía mantener la mente totalmente ocupada –y que al mismo tiempo, agradecía- dado a que los sinfín de problemas que le pasaban en su corazón y en su mente, siempre terminaban por colapsarla e inclusive, por mandarla con unos pensamientos que no eran para nada óptimos para una persona como ella. Dado a que siempre tenía distintas maneras de reaccionar ¡Pero lo triste! Es que generalmente se dejaba llevar por los pensamientos negativos y no tenía ningún pensamiento positivo. Era triste, muy triste, pero de alguna manera u otra forma, ella lograría o intentaría salir adelante. ¡Tenía que hacerlo! Después de todo, no podía irse por otro camino, tenía que seguir el camino que la llevara a la felicidad.

El día de hoy, estaba tranquilo. Había hace poco terminado unas misiones para poder subir escalones (para poder alcanzarlo a él, por supuesto) mientras que no le importaba el tipo de misión que pueda ser. Sí por muy agradables o estúpidas que estas fuesen, Rita haría el mejor esfuerzo para dar lo mejor posible ¡Después de todo ella quería ser una buena ninja! Y no podía hacer asco o mirar feo lo que posiblemente, sea una situación cómoda para ella. Estaba esforzándose mucho, así que iba camino hasta su hogar para poder pensar y meditar, cómo resolver todos sus dilemas de la vida y guardar energías, para poder seguir haciendo misiones como siempre lo había hecho.

—Creo que merezco un merecido descanso… —Pensó en voz alta la fémina de cabellera verde… ¡Pero algo inesperado pasó! Una persona le entregaría una carta, en donde saldría su nombre y también donde sería citada a una fiesta. ¡¿De verdad?! ¿Una fiesta? Rita jamás había ido a una (ni mucho menos le agradaban) pero ella creía que la carta era muy importante, por eso, suspiró y supuso que no había nada más que hacer que ir de igual manera.

Cuando ella llegó a su casa, abrió el closet de su dormitorio para ver las tenidas que ella tenía. Anteriormente su mamá, cuando estaba viva, le había regalado muchas cosas (cosa que muchos vestidos eran también de ella) así que eligió el más bonito y también elegante ¡Tenía que verse bella! Pero no sabía cómo vestirse tampoco. Siempre se caracterizó por usar ropas cómodas, sudaderas, etc. Pero ella nunca se vistió como una verdadera dama (algo que le preocuparía y también le parecería importante) pero ya vería cómo hacerlo. Sí veía a más damas, quizás más de alguna le parecería un buen ejemplo.

Sacó el vestido de su lugar y guardó todo en su bolso de equipaje. Agarró otras ropas, dado a que el viaje era largo (cosa que no le gustaba) y se preparó para irse al lugar en donde habían sido citados. ¡Era gracioso! Por mucho que a ella no le gustase participar en aquellos eventos, no le gustaba socializar, tenía que hacerlo. Así que esperó, que no fuese una tarea tan difícil… Al menos… ¡Tenía que esforzarse! Para que todo resultase cómo era esperado.

Leyó aquella carta de paso para saber a donde tenía que ir, entonces ella, con una sonrisa, tomó todo (aunque pensando qué pasaría) y caminaría hasta el punto, que era el puerto. Se encontró de paso con Saiga. Aquel hombre que ella estaba enamorada, en donde infirió, por cómo iba, que iría al mismo lugar que ella. —H-Hey… Saiga… —Dijo ella. Pero su voz apenas salía ¡Tenía que gritar más fuerte! Por eso, agarró aire en sus pulmones y gritó. —¡Saiga! —Dijo, mientras que tapándose el rostro con su gorra de la chaqueta, le mencionó, dado a que no era capaz de mirarlo fijamente a la cara. —Tenemos que dirigirnos al puerto… Al parecer… Allí nos están esperando. —La situación era rara, quería ella seguir hablándole, pero le daba muchísima vergüenza.

¿La habrá escuchado? ¿La habrá notado? ¿Le haría caso? Eran muchas preguntas. Pero pocas cosas podían hacer ella ahora. Simplemente caminó, si Saiga la seguía. Ella sería de guía. Al menos, tenía que hacer algo bueno por él. Mientras que su corazón… palpitaba fuerte, por la presencia del guapo de Saiga. Por eso, tras un tiempo, llegarían al lugar en donde había mucha gente reunida. ¡Y para poder dirigirse al lugar en donde tenían que ir! Esperando subirse con todos.

avatar
Chünin
Kirigakure

Suiton


Mensajes :
52

Fecha de inscripción :
07/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y cuándo salimos? |Baile Rojo de Navidad~|

Mensaje por Ranpo Edogawa el Dom Ene 15, 2017 3:10 am

textoalt
¿Y cuándo salimos?
Un interesante equinoccio, pensó. El sol se levantó esa mañana desde el este y por la posición geográfica de la capital, la luz se hacía casi en cada rincón de extremo a extremo. Era una de las cosas buenas que puntualizar de su localización, pero en esta ocasión, las malas ganaban la guerra por superioridad numérica y mejor estrategia. La carta tenía como lugar emisor el famosísimo país de la tierra, quizá el territorio continental más extenso del mundo. Si esta carta le había dado la vuelta al globo, seguramente serían los últimos invitados en llegar. Ranpo reaccionó levemente al ver otras personalidades acercarse a la entrada, pero ahí no paraban, seguían directo con dirección a la costa. Le sorprendió, incluso creyó que se había equivocado, apuró una última revisada a la invitación dónde aclaró todas sus dudas, no yacía allí su destino, sino en un transporte en la costa, el que lo llevaría finalmente a las costas de Tsuchi. Allí al desembarcar, los estaría esperando un grupo de carruajes. Estaba demasiado cómodo en un banco cerca de la salida, lo suficiente para repensarse la necesidad de asistir a este evento. ¿Qué esperaba conseguir allá? La verdad es que nada que no pudiera conseguir en cualquier otra parte del mundo, con la excepción de un vistazo exclusivo al líder más poderoso de la región, por supuesto. La curiosa dicha de tener en su mente grabado el rostro de esa personalidad le hacía estragos en el estómago, la ansiedad empezaba a corroer su espíritu, y le hacía desear levantarse a dar el primer paso.

—Chojuro —dijo en voz baja. Ahí apareció su reciente, pero ya apreciado compañero de misiones. En sus manos llevaba una maleta de viaje y venía con prisas dirección a la salida. Él también recibió el llamado a participar en una fiesta de disfraces con motivo navideño. Otro motivo para asistir, no estaría solo en tierras inhóspitas. Se levantó con un buen impulso del banco y le hizo señas al peliblanco para que prestara atención a las acciones a continuación. Su maleta no representaba un gran peso, de hecho, dentro sólo llevaba su traje, otro blazer, dos camisas blancas y su respectivo corbatín, además, por supuesto, de la máscara que compraría en el camino hacia la salida. Tomó la susodicha y la colocó bajo su brazo para que los movimientos de latigazo no le restaran velocidad. Calentó sus piernas con dos brincos en el mismo lugar y luego dio inicio a una carrera rápida y prolongada hasta la costa.

El camino de Kirigakure hasta la costa no era largo, ni mucho menos incómodo de transitar. El centro, la capital se encontraba a unos vagos cien metros sobre el nivel del mar. El trayecto era recto pasados unos metros y luego comenzaba una bajada leve, en dónde se podía apreciar lo extensamente amplio que era el desembarco de la región de Kiri. Tenía que serlo, comercialmente era el principal receptor de bienes productos del comercio internacional. A pesar de que había muchos buques, barcos de carga y algunos militares, había uno que resaltaba por encima de los demás. Era el único buque cuya tecnología superaba con creces a los más comunes y simples barcos mercantes y de carga. Su estructura era de un sin igual que con certeza, Ranpo jamás había apreciado. Parecía un animal gigante cuyo estómago albergaba un gran número de personas por lo visto. Una bestia de tal magnitud no puede conducirse sola y debe pesar muchísimo.

—Disculpe, ¿podría indicarme cual es el destino final de esta enorme bestia surcadora de mares y océanos? —preguntó galante el pelinegro. “A Tsuchi, tierras muy lejanas, mi buen señor”. Justo lo que recetó el doctor. Se dirigirían al norte por el mar Hokobu, hacia las igualmente famosas tierras heladas, bordearían el conjunto de islotes para llegar finalmente al continente. Sería un viaje largo, pero interesante.

avatar
Jönin
Kirigakure

Fuuton


Mensajes :
162

Fecha de inscripción :
03/04/2016

Edad :
22

Localización :
En tu corazón.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y cuándo salimos? |Baile Rojo de Navidad~|

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.